La Fiscalía de la Audiencia Nacional no va a recurrir la sentencia de la Sala de Apelación de ese tribunal que determinó que la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua (Navarra) en octubre de 2016 no fue terrorismo.

Fuentes del ministerio público han informado a Efe de la decisión de la Fiscalía, que ha considerado que, a la vista de las dos sentencias dictadas hasta ahora, no es procedente seguir recurriendo ante el Supremo.

La Fiscalía calificó los hechos de terrorismo, pero la sección primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia optó por condenar a ocho acusados por delitos de atentado a agentes de la autoridad, lesiones, desórdenes públicos y amenazas.

El ministerio fiscal recurrió la sentencia ante la Sala de Apelación de la Audiencia con el argumento de que los hechos tenían finalidad terrorista, por lo que pidió agravar las condenas.

Pero la Sala de Apelación rechazó ese recurso -igual que los de las defensas- y mantuvo las penas de entre 2 y 13 años de cárcel que les fueron impuestas a siete de los acusados. La otra la rebajó de 10 a 6 años de cárcel por una cuestión técnica.

Ambas sentencias agravaron las penas por discriminación, al entender que la motivación de los acusados fue la pertenencia de las víctimas a la Guardia Civil, pero descartaron la calificación de terrorismo.

Entre otros motivos, porque los acusados eran menores cuando la banda terrorista anunció el cese de la «lucha armada», lo que determina «no solo la falta de apoyo logístico, sino la ausencia de directrices u órdenes e incluso que la intención de los condenados fuera actuar en nombre o coadyuvando en algo a la organización terrorista ETA».