Arturo Valls, presentador del espacio ¡Ahora caigo! de Antena 3, contrató a Monasterio para acondicionar un local de uso comercial de su propiedad y convertirlo en una vivienda. Unas obras que nunca fueron legalizadas al no obtener la licencia de habitabilidad que debe conceder el Ayuntamiento de Madrid.

Ahora, la Fiscalía ha abierto una investigación contra Rocío Monasterio, líder del partido de extrema derecha Vox en Madrid, por supuestamente haber falsificado un visado en la obra del loft de Valls, según ha informado la Cadena Ser.

Monasterio utilizó un sello falseado del Colegio de Aparejadores de Madrid en proyectos que presentó en el Ayuntamiento de Madrid en 2005, 2011 y 2016, según destapó El País, por lo que la Fiscalía abre una investigación por esas «irregularidades» tras una denuncia presentada por el grupo municipal Más Madrid.

«El ‘plano de ejecución calle Rodas número 7, plano estado actual’, con el cajetín del estudio Monasterio & Asociados y con una firma en color azul en dicho recuadro, no se corresponde con ningún documento que obre en los archivos de esta corporación», aseguró el Colegio de Aparejadores en un comunicado en noviembre.

La líder ultra utilizó ese mismo sello en diferentes proyectos que presentó en el Ayuntamiento de Madrid en 2005, 2011 y 2016. La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid se defendió argumentando que «aportar en el Ayuntamiento en 2016 copias de un expediente de hace 15 años, no es falsear un visado. Es cumplir con lo que te piden, falsearlo sería aportar algo distinto».

Más Madrid desmentía tal afirmación en la denuncia presentada ante la Fiscalía, ya que los planos incluidos en el documento registrado en los expedientes de los años 2011 y 2016 son completamente diferentes a los del documento que se había visado originalmente en 2005, «quedando completamente descartado que hayan sido integrados como documentación de referencia en el Proyecto de acondicionamiento de carácter puntual con cambio de uso de local comercial a vivienda».