Según las encuestas, Vox está fracasando estrepitosamente de cara a las elecciones vascas, al igual que en las gallegas, y quedaría relegado a la marginación electoral con un porcentaje mínimo de votos.

Tras los incidentes registrados en los últimos actos electorales de la formación como la rocambolesca historia en Sestao, puesta en duda por imágenes posteriores y un dudoso parte médico, en la que Rocío de Meer lamentaba haber recibido por parte de simpatizantes «abertzales» una pedrada en la cara que le causaba una brecha en una de sus cejas, la Junta Electoral del País Vasco ha reclamado que a la ciudadanía que los mítines de Vox se puedan celebrar sin violencia y con total libertad.

Este miércoles el partido de Santiago Abascal acudía a Ermua y Rodrigo Jimenez Revuelta, diputado nacional de Vox por Segovia, lamentaba a través de su cuenta de Twitter que los diputados de Vox en Ermua Cristina Esteban Calonje y Carlos Fernández-Roca Suárez, el candidato por Bilbao Nico Gutiérrez y él tener que ir escoltados por culpa de la ordas totalitarias de la izquierda y los herederos de batasuna y se preguntaba: «¿Dónde está la democracia?.

Pero lo cierto es que la realidad es bien distinta y tal como se puede ver en una imagen compartida por un usuario de Twitter solo acudieron los miembros del partido escoltados por la Ertzaintza, no acudieron ni afines ni grupos en contra.

Este usuario además defendió esta estrategia y escribió junto a la imagen: “A Vox se le combate así. Con el vacío y el silencio, sin hacerles el juego que buscan. Ermua, hoy mismo”.

Tras el tuit de Rodrigo Jimenez Revuelta intentando darle la vuelta ala fotografía el usuario de Twitter respondió: “Aunque les da igual, si hoy no les hacen el juego, ya se encargan ellos de encender la llama. Aquí el tuit de uno de sus diputados”.