La Fundación Francisco Franco no ha perdido el tiempo y, tras la aprobación del decreto con el que el Gobierno  espera sacar a Franco del Valle sin perder “ni un solo instante”, ha anunciado que interpondrá “cuantas acciones legales estime necesarias” para impedir la exhumación del dictador.

Carmen Calvo anunciaba ayer que el Real Decreto Ley aprobado modifica dos aspectos puntuales de la Ley de Memoria Histórica de 2007 con un objetivo político claro: cumplir con las indicaciones de Naciones Unidas, con la propia Ley de Memoria Histórica y con el pronunciamiento que hizo el pleno del Congreso de mayo de 2017, donde ningún grupo se opuso a la exhumación.

La fundación ha asegurado en un comunicado que emprenderá un proceso para que “se respete el ordenamiento jurídico” que, a su juicio, ha sido “gravemente quebrantado” con el Real Decreto-ley aprobado este mismo viernes por el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

No hay justificación legal alguna para la utilización de un Decreto Ley con esta finalidad. No hay presupuesto habilitante para el mismo, pues la Constitución permite al Gobierno dictar decretos-leyes sólo ‘en caso de extraordinaria y urgente necesidad’“, ha aseverado la fundación.

A su juicio, seguir adelante con este procedimiento “incumple tratados internacionales de superior rango legal que el citado Decreto, como son los Acuerdos con la Santa Sede de 1979 que prescriben la inviolabilidad de los lugares de culto, en los cuales rige la legislación eclesiástica“.

La actuación del gobierno de España constituye un supuesto inédito de incumplimiento del propio ordenamiento jurídico en la democracia española, incurriendo en una conducta impropia de un Estado de derecho“, apuntan en el escrito.

Para la Fundación Francisco Franco, la “utilización de los recursos gubernamentales para humillar y escarnecer los restos del anterior Jefe de Estado, más allá de una triste y mezquina demostración de impotencia política y de ignorancia legal, pone de manifiesto que” el Ejecutivo de Sánchez es “incapaz de liderar política real alguna para gestionar el presente y el futuro de España“.

Es un mezquino ejercicio de revanchismo“, ha añadido.

Deja un comentario