A través de la Conselleria de Transparencia y Calidad Democrática, la Generalitat Valenciana ha iniciado, por primera vez, contra tres personas un expediente sancionador por apología del franquismo.

La concentración a la que acudieron esas 3 personas tuvo lugar el pasado 12 de octubre y fue convocada por el partido de ultraderecha España 2000 para manifestarse contra el Gobierno de Pedro Sánchez.

Algunos de los manifestantes portaron banderas preconstitucionales y de la falange española e incluso un grupo de jóvenes golpearon cacerolas e hicieron el saludo nazi a los vecinos que les criticaban desde los balcones. Además, durante la marcha se escucharon cánticos falangistas y gritos como «Arriba España».

Con la exhibición de banderas franquistas y simbología nazi se vulnera la Ley 14/2017 de Memoria Democrática, en cuyo artículo 40 se hace alusión a los actos efectuados en público que entrañen descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas o de sus familiares, exaltación de la sublevación militar o del franquismo u homenaje a quienes apoyaron la sublevación militar y la dictadura.

La Ley de Memoria Democrática de la Comunidad Valenciana fue promovida en 2016 por Gabriela Bravo y entró en vigor en 2017, pero nunca había sido aplicada hasta ahora. Las infracciones de los artículos 39 y 40 de dicha ley prevén sanciones económicas de entre 2.001 y 10.000 euros.

Aunque en un principio los memorialistas valencianos solicitaron sanciones contra seis personas, identificadas gracias a la colaboración vecinal y los colectivos antifascistas, al final solo se actuará contra esas tres personas contra las que hay indicios suficientemente claros.

Según Público, serán propuestas para sanción Marta Carlota Sales Prendes, Francina Viñals Subirana y Vicente Casinos Garcés. Las mujeres están vinculadas a Vox y anteriormente a la Plataforma X Cataluña, así como a actividades de la Fundación francisco Franco. El hombre, que trabaja actualmente para Clece y presta sus servicios en el Hospital Clínico Universitario de Valencia, fue detenido hace una año en una operación antiterrorista por tenencia ilícita de armas.

Según Rosa Pérez Garijo, consellera de Transparencia y Calidad Democrática, «el fascismo no es una ideología, es una forma de opresión que hay que combatir con todas las herramientas legales».

La Generalitat valenciana sanciona por primera vez a tres personas por apología del franquismo
La Generalitat valenciana sanciona por primera vez a tres personas por apología del franquismo

Ley de Memoria y Reconocimiento Democrático de las Islas Baleares

En marzo de 2018, El Parlament aprobaba la ley de Memoria y Reconocimiento Democráticos de Baleares y, entre otras cuestiones, contempla el derecho del Govern a prohibir la exhibición de elementos franquistas, la celebración de actos y homenajes franquistas e impulsar Espacios e Itinerarios de la Memoria Democrática, así como los monumentos de recuerdo existentes a víctimas de la Guerra Civil y la dictadura franquista.

El pasado abril, la Policía Local de sa Pobla denunciaba a un vecino de la localidad por colgar en una céntrica calle dos grandes banderas franquistas, hechos tipificados en la Ley de Memoria Histórica.

Los agentes advirtieron al vecino de que debía retirar las banderas de la vía pública y le informaron de las sanciones al respecto. Según contempla la Llei de Memòria i Reconeixements Democràtics de les Illes Balears, «cuando los elementos contrarios a la Memòria Democràtica estén colocados en edificios de carácter privado con proyección a un espacio público, las personas propietarias serán las responsables de retirarlos o eliminarlos».

A pesar de que el vecino retiró las banderas, fue multado con 2.001 euros por la Secretaria Autonòmica de Memòria Democràtica del Govern.

Podemos pidió investigar una «infracción de la Ley de Memoria Histórica» en una corrida de toros en Palma

En la corrida de toros, que tuvo lugar en 2019 en Palma en el Coliseo Balear, sonó el himno falangista ‘Cara al Sol’ a través de la megafonía. Unidas Podemos Baleares manifestaron su rechazo ante el vergonzoso espectáculo público de enaltecimiento y apología al franquismo y entienden que existen indicios de vulneración de la Ley autonómica 2/2018, de 13 de abril, de memoria y reconocimiento democráticos de las Islas Baleares, concretamente sus artículos 23.1, 23.2 y 23.3 sobre actos contrarios a la Memoria Democrática.

«No se puede permitir que en nuestras islas, en pleno siglo XXI, se vuelva a repetir un espectáculo que además de atacar los derechos de los animales, atenta contra la dignidad de las víctimas del fascismo y contra los derechos humanos», afirmaban desde Unidas Podemos.