Margarita Tundidor, hermana de Manuel Tundidor, fallecido al ser arrastrado por una corriente de la Amazonía ecuatoriana, ha agradecido los trabajos de cinco días de búsqueda del cuerpo del joven, localizado finalmente ayer.

«Agradecimiento es poco», ha dicho en una rueda de prensa junto al alcalde de la localidad, Jorge Rodríguez.

Margarita Tundidor ha agradecido el trabajo de los equipos y voluntarios que han participado durante cinco días en la difícil búsqueda del joven estudiante de Enfermería, cuyo cuerpo fue localizado finalmente ayer.

Ha agradecido especialmente el trabajo de los seis compañeros que se fueron a Ecuador con Manuel Tundidor, de 30 años, para hacer un mes de prácticas antes de graduarse como enfermeros en la Facultad de Ciencias de la Salud de Ceuta.

El grupo llegó a Ecuador el pasado 31 de marzo y el pasado viernes, en su primer día libre, se fue de excursión a una zona conocida como la Laguna Azul, en cuyas inmediaciones Manuel y otro de sus compañeros decidieron darse un baño.

Manuel Tundidor fue arrastrado por la corriente del río, especialmente fuerte en esta época de lluvias en la zona, mientras que su compañero sobrevivió porque el agua le lanzó hacia la orilla y pudo salir.

«Sin tener el título se han comportado como unos profesionales», ha dicho la hermana de Manuel Tundidor tras señalar que a pesar del «trauma» de presenciar el accidente han continuado en la zona participando activamente en el operativo de búsqueda.

«En lugar de una experiencia bonita se convirtió en todo lo contrario», ha señalado Margarita Tundidor, tras recordar la «ilusión» con la que el grupo partió a este viaje.

«Eran siete, podían haber sido los siete», ha añadido.

Margarita Tundidor ha achacado a la «mala suerte» la muerte de su hermano, ha deseado que algo así no le vuelva a pasar a nadie y se ha quejado del «abandono» que ha sentido la familia por parte de las autoridades españolas.

El subdelegado del gobierno en Cádiz, José Antonio Pacheco, ha estado en contacto con la hermana y la madre del fallecido en Trebujena, mientras que el cónsul adjunto de España en Quito, Ignacio García Lumbreras, se ha desplazado al lugar de la búsqueda junto a dos tías del fallecido.

La hermana del estudiante ha recordado que su hermano llevaba siempre «un mensaje positivo donde fuera», que ella ha querido destacar a sus compañeros de la Universidad que han seguido su búsqueda desde Ceuta.

«Todo el mundo se ha volcado sin conocerle», ha añadido.

Margarita Tundidor ha explicado que aún desconoce cuándo llegará el cuerpo de su hermano a Trebujena, algo que «van a intentar agilizar» para que sea «a la mayor brevedad posible» y ha pedido a los medios de comunicación respeto al dolor de la familia porque «lo estamos pasando todos muy mal».