Nacional

La historia del hombre que quería reinar pero no se sabía ni la tabla del 2

¿Podría un rey que no sabe multiplicar, que no habla inglés y que se pierde en su propio reino, conducir a todos a un futuro seguro y próspero?

Había una vez, en la frondosa y mágica tierra de Galicia, un hombre llamado Feijóo. Desde su niñez, soñaba con un día ser el rey de todo el reino de España. Pero había un problema, Feijóo nunca había podido aprender la tabla del 2, y los números siempre bailaban ante sus ojos en un revoltijo confuso. Tampoco podía hablar inglés, el idioma que muchos otros reyes alrededor del mundo usaban para conversar. A menudo, se encontraba olvidando en qué región de su reino estaba.

Pero su espíritu indomable no permitía que estos contratiempos desvanecieran su sueño. Con la corona de ambición en su cabeza, Feijóo se aventuró fuera de su amada Galicia para convertirse en el rey de todo el reino de España.

La fecha para la gran elección estaba marcada: el 23 de julio. Ese día, todo el reino tendría que decidir quién iba a ser su rey. Con una sonrisa brillante y una calculadora en la mano (solo para estar seguro), Feijóo prometió a sus súbditos que, bajo su reinado, todos tendrían trabajo y prosperidad.

Pero no todos estaban convencidos. Sabían que gobernar un reino tan grande requería mucho más que valentía y promesas. Necesitaba un rey que supiera leer las cifras y el mapa, y que pudiera conversar con los otros reyes en el idioma que todos entendían.

La idea de tener a Feijóo como rey, a pesar de su pasión y valentía, era preocupante para muchos. El reino estaba lleno de desafíos y peligros, y el rey debía estar preparado para enfrentarlos. Pero, ¿podría un rey que no sabe multiplicar, que no habla inglés y que se pierde en su propio reino, conducir a todos a un futuro seguro y próspero?

Esta es una historia que aún no tiene final. El 23 de julio, se decidirá quién será el nuevo rey de todo el reino de España. Pero una cosa es cierta: si el rey no sabe leer las cifras, no comprende el mapa y no puede hablar con los demás reyes, el viaje al futuro podría estar lleno de sobresaltos y puede que no sea tan feliz como todos esperaban.

Porque un reino necesita un rey sabio, y una historia necesita un héroe sabio, para tener un final feliz.

Aníbal Paz

Periodista.

Ver comentarios

  • Galicia no es pequeña, es que algunos se quedan en la cáscara de la cosa.Las personas de izquierdas deberían tomarse en serio la amenaza de la derecha,y no ser unos comodones y que les saquen las castañas de fuego,y no se vendan por dos reales.Dime con quien te juntas y te diré de que pie cogeas, aunque este me parece que ranquean de los dos.Estas pueden ser las elecciones de la conciencia.Salvar al Soldado Ryan.

Entradas recientes

‘Operación Marqués’: el ex primer ministro portugués José Sócrates deberá responder por 22 acusaciones ante la justicia

José Sócrates será juzgado por tres cargos de corrupción, 13 por lavado de dinero y…

7 horas hace

Graves insultos del alcalde de Oleiros a un concejal de la oposición: «Me cago en la madre que te parió, ¡hijo de puta!»

El alcalde se mantiene firme y asegura: "Yo no perdí las formas. Volvería a decir…

8 horas hace

Sin acuerdos inmediatos: la primera reunión sobre la reducción de la jornada laboral concluye en punto muerto

El objetivo final del Ministerio es la reducción de la jornada a 37,5 horas semanales…

8 horas hace

Ibai Llanos rechaza una oferta millonaria de una cadena de televisión para ‘La Velada del Año 4’

Aunque no reveló la identidad de la cadena, Ibai expresó su lealtad a Twitch y…

8 horas hace

Castilla y León: la batalla política entre Mañueco e Igea despierta viejas rivalidades

El PP busca apartar al exvicepresidente por transfuguismo y él amenaza con denuncia por la…

9 horas hace

Escándalo en Dos Hermanas: detenido un entrenador de fútbol por presunta agresión sexual a nueve niños

El detenido pasó a disposición de la Justicia, quién decretó libertad con cargos, imposición de…

9 horas hace