La Iglesia española animará a denunciar ante la Justicia cualquier caso de abusos a menores del que se tenga conocimiento, en línea con la recomendación del papa Francisco, tal y como previsiblemente recogerá el nuevo protocolo de actuación frente a la pederastia.

Así lo ha indicado a los periodistas el secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello, tras la sesión inaugural de la Asamblea Plenaria.

A la pregunta de si la Iglesia española seguirá el ejemplo del papa Francisco, que ha animado a denunciar cualquier caso de abusos a menores del que un religioso tenga noticia, Argüello ha contestado «seguramente sí».

Argüello ha detallado que la Conferencia Episcopal ya trabaja en un protocolo que actualiza las medidas a tomar ante los casos de abusos y ha asegurado que el borrador que maneja la Iglesia española y lo que se ha aprobado en el Vaticano «van en la misma línea».