La Iglesia chilena se ha disculpado este lunes por la publicación del documento ‘Orientaciones que fomentan el Buen Trato y la Sana Convivencia Pastoral’, que fue incluido el jueves en el sitio web del Arzobispado de Santiago pero retirado al día siguiente. Se trataba de un manual dirigido a sacerdotes en el que alertaba contra «tocar los genitales» o «dormir» con niños, en un momento en el que la institución enfrenta un creciente número de denuncias por abusos sexuales contra menores.

«Hemos pedido perdón. Ahí hay errores, quizás parte de nuestro error es que nosotros quisimos traer cosas de otras culturas«, dijo el domingo el obispo auxiliar de Santiago, Cristián Roncagliolo, citado en la página del Arzobispado. Roncagliolo añadió que el documento será revisado «especialmente en algunos aspectos para decir con palabras muy nuestras lo que es delito es delito, lo que es crimen es crimen«.

El arzobispado señaló que el documento había sido elaborado según estándares internacionales y que «se corregirán ciertos contenidos que fueron traducidos en forma literal y que no son adecuados, o que se prestan para interpretaciones incorrectas«. La Iglesia chilena señaló también que se trataba de un documento de trabajo que debía ser perfeccionado antes de entrar en vigencia a partir de abril de 2019, aún habiéndolo subido para su consulta el jueves pasado.

De acuerdo al documento, son «inapropiadas» expresiones de afecto «que el niño no acepta y rechaza«, como «abrazos demasiado apretados» o «dar palmadas en los glúteos y tocar el área de los genitales«.

El texto advertía además contra «recostarse o dormir junto a niños, niñas o adolescentes. Dar masajes«, así como «besar en la boca a los niños, niñas, adolescentes o personas vulnerables«.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario