La Iglesia española pedirá al Vaticano que les autorice a legislar para todas las diócesis y congregaciones religiosas sobre cómo actuar en los casos de abusos a menores y obligará a quien tenga conocimiento de algún caso de pederastia a denunciarlo ante la Fiscalía.

Así lo ha explicado este viernes el secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello, quien ha comentado que han solicitado a la Santa Sede un «mandato especial» para promulgar un decreto general para toda la Iglesia en España con el que quieren legislar y establecer normas comunes sobre los casos de abusos.

La CEE no tiene competencias para imponer una norma a todas las diócesis, y por ello debe solicitar a la Santa Sede que le permita legislar a través de un decreto general que afecta a diócesis, congregaciones religiosas y colegios religiosos.

La Iglesia quiere ofrecer cauces para que quien conozca un caso de pederastia lo denuncie, pero esto no implica que vayan a realizar una investigación proactiva de los casos sucedidos en el pasado.

Así, preguntado por si la Iglesia ha investigado en sus archivos, Argüello ha señalado: «la mayoría de las diócesis hemos mirado en nuestros archivos secretos, pero no hemos encontrado nada, porque es bastante raro que esto se deje por escrito», ya que durante años, estas temas han sido «trapos sucios que se han lavado en casa».

La Asamblea Plenaria también ha dado el visto bueno a la creación, por parte de la Comisión que actualizará los protocolos de actuación ante casos de abusos, de un Directorio donde se den «orientaciones precisas» para la prevención de los abusos y el acompañamiento pastoral a las víctimas.

Este Directorio establece también cómo tratar a los sacerdotes condenados por abusos y a los religiosos que sufren una denuncia falsa y por ello también son víctimas, ha recalcado Argüello.

El portavoz de los obispos ha subrayado que la elaboración de este Directorio ya supone un «ejercicio de cambio de mentalidad» para la Iglesia.

El decreto general sobre abusos a menores sería el sexto que elabora la CEE en sus 52 años de historia.