Las últimas previsiones del FMI recortan los índices de crecimiento esperado de la economía mundial, en el caso de España corrige el crecimiento al 2,3% en 2019, elevándolo 2 décimas más que en el mes de abril y lo mantiene al 1,9% para 2020. Sin embargo, esta tasa no acompaña a la generación de empleo en España.

A nivel mundial, el valor añadido industrial rondó los 23,5 billones de dólares en 2018, lo que significa que creció un 9% anual. En 2019 crecerá en torno al 7%, alcanzando los 25 billones, es decir, el 25% de PIB mundial.

No es el caso de nuestro país, pues la producción no creció respecto al primer semestre del año 2018, presentando un crecimiento medio nulo del Índice de Producción Industrial (IPI). En concreto, el valor de la producción alcanzó los 350.000 millones de euros, una variación del 0%.

No obstante el comportamiento fue diferente según el área, pues crecieron significativamente los sectores de Bienes de Equipo, Campo y Alimentación, en tanto que Energía y Bienes de Consumo vieron reducido el valor de la producción.

El empleo en la industria española alcanzó los 3.089.856 personas en el primer semestre de 2019 (promedio EPA), lo que supone un 2% más que en el mismo periodo de 2018, aunque este crecimiento no se comporta de la misma forma en todos los sectores, puesto que en Campo y Defensa disminuye un 2,5% y un 1%, respectivamente.

En cuanto a la presencia de la mujer en la industria, se incrementa levemente hasta el 25,6%, y la temporalidad de los contratos se contiene en el 25%, pese a que en sector del Campo, el más castigado en esta etapa, sigue por encima del 60% y afecta de forma más acuciante a la población laboral joven.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario