El Parque nacional de Sundarbans, en Bengala Occidental (India), es considerado uno de las maravillas naturales del mundo y ha sido designado en virtud de la Convención de Ramsar sobre la protección de los humedales, y como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

La acelerada industrialización de Sundarbans amenaza no solo este ecosistema único que alberga tigres de Bengala, delfines del Ganges y otras especies en peligro de extinción, sino que también plantea serios riesgos para los derechos humanos de los 6,5 millones de personas cuyas vidas, salud, vivienda, alimentos y actividades culturales dependen directamente de un Bosque de Sundarbans seguro, saludable y sostenible”, explica el experto de Naciones Unidas John H. Knox en su última declaración pública como relator especial sobre los derechos humanos y el medio ambiente.

A pesar de las objeciones del Comité del Patrimonio Mundial y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, Bangladesh ha aprobado más de 320 proyectos industriales en la zona, incluida la planta de energía masiva de carbón de Rampal, que ha eludido los requisitos de participación pública y evaluación de impacto ambiental.

La amenaza planteada por la industrialización sin restricciones de Sundarbans es emblemática de las amenazas que enfrenta el medio ambiente en todo el mundo“, declara el relator especial.

El año pasado, el Tribunal Superior de Bangladesh ordenó al Estado no aprobar ninguna industria dentro de la zona de amortiguamiento de 10 kilómetros del Bosque Reservado. Sin embargo,las concesiones del Gobierno han continuado a pesar de la decisión.

“Por supuesto, la gente de Bangladesh, como las personas de todo el mundo, necesitan mejorar su bienestar económico. Pero perseguir el beneficio económico a corto plazo sin tener en cuenta los costos ambientales es perseguir el oro de los tontos. Sin un entorno saludable, los beneficios económicos son insostenibles”, subraya Knox.

Knox, agrega que, para tener un verdadero desarrollo sostenible, es esencial proteger el medio ambiente y que se debe de escuchar a los afectados por los proyectos industriales.

Con demasiada frecuencia, las personas que plantean preguntas sobre proyectos de desarrollo son ignoradas o incluso tratadas como enemigos del estado. Pero realmente, deberían ser tratados como los campeones del desarrollo sostenible“, señala el experto independiente.

Los bosques proporcionan beneficios para el aire y el agua que se extienden mucho más allá de su ubicación inmediata.

Pero incluso por encima de esto, Sundarbans simboliza la elección que todos enfrentamos. ¿Buscaremos un desarrollo que respete los derechos humanos y proteja el medioambiente, o buscaremos proyectos industriales sin tener en cuenta sus costos ambientales, y terminaremos sin un medio ambiente sano ni una economía saludable?”, concluye el experto.

Deja un comentario