Ciclos revolucionarios. 1776-1848.  Francia.

Ciclo atlántico o revoluciones atlánticas.

Independencia de los Estados Unidos (1776), Revolución francesa (1789), la Guerra de Independencia española y las Guerras de Independencia hispanoamericana (desde 1808).

Revolución de 1820, denominado ciclo mediterráneo

España con el trienio liberal y se extiende por Portugal, Italia y Grecia. También significó el final de la independencia de la América continental española (Ayacucho, Perú, 1824)

Revolución de 1830,

Monarquía de Julio en Francia, y se extiende con la independencia de Bélgica y movimientos fracasados en Alemania, Polonia e Italia. También se relaciona con las medidas reformistas ligadas al cartismo en Gran Bretaña, que no experimentó procesos políticos revolucionarios.

Revolución de 1848 (denominada primavera de las naciones). 

Cuyo relativo éxito significó el final de la tutela que hasta entonces ejercían las potencias absolutistas de la Santa Alianza sobre la política interior de los países del continente europeo.

Situación social en Francia.

Las elecciones generales de 1846 dieron una mayoría al gobierno de Guizot, pero las reuniones privadas de la oposición se multiplicaban. El gobierno decidió entonces cancelar el derecho de reunión, para debatir de temas políticos. Pará eludir esa cancelación, en julio de 1847 comenzaron a celebrarse grandes banquetes, donde los comensales pagaban para comer y oír los discursos de los líderes nacionales de la oposición. 

 Un banquete organizado por los oficiales de la Guardia Nacional y previsto para el 19 de febrero de 1848 en París fue repentinamente prohibido por el ministro de Interior Charles Marie Tanneguy Duchâtel.​ Fue aplazado al día 22 y se convocó una manifestación para el mismo día. Pero tanto la oposición como el gobierno se vieron desbordados por los acontecimientos. 

El 22 de febrero numerosos estudiantes y trabajadores, marcharon por las calles de París protestando por la prohibición del banquete e ignorando que había sido cancelado. Marcharon hasta la Asamblea Nacional demandando el sufragio universal y la dimisión del gobierno de Guizot. El rey decretó el estado de sitio, contando con el apoyo de 30 000 soldados y de la artillería de los fortines de las murallas de la ciudad, así como de 40 000 guardias nacionales. Para sorpresa del gobierno, la Guardia Nacional se interpuso entre los manifestantes y las tropas del ejército.

El 23 de febrero por la mañana, la Guardia Nacional tomó abiertamente partido por la ciudadanía y la insurrección se extendió. Por la tarde, la situación ya era incontrolable, el rey Luis Felipe destituyó a Guizot y pidió al conde Mathieu Molé que formara un nuevo gobierno. Para celebrar esta primera victoria, los ciudadanos desfilaron por la noche por las calles de la capital. En una calle cercana al bulevar de las Capuchinas, un grupo de manifestantes trató de avanzar pero un grupo de soldados lo impidió. Durante la confrontación alguien disparó un fusil y los soldados empezaron a disparar a la muchedumbre. Murieron alrededor de 65 personas y hubo aproximadamente 80 heridos. La masacre empeoró aún más la situación.

El 24 de febrero, estudiantes, obreros, artesanos y miembros de la pequeña burguesía marcharon por la ciudad, asaltando tiendas, robando armas, quemando edificios públicos y levantando alrededor de 1500 barricadas en toda la ciudad. Las marchas de protesta llegaron ante el Palacio de las Tullerías donde tropas al mando del mariscal Bugeaud se disponían a contratacar para aplacar la revuelta. Para evitar un baño de sangre, el rey decidió entonces abdicar en favor de su nieto de nueve años, Felipe conde de París, confiando la regencia a su nuera, la duquesa de Orleans

Un entramado de asociaciones que provenía de los finales del siglo pasado, conformaban en esa amalgama, una fuerza capaz de hacer caer gobiernos recién nombrados  y monarcas.  Y aún faltaban 18 años para la fundación legal de La Internacional.

¿Qué fuerza era esa entonces, que se había extendido por el mundo entre obreros y campesinos, que ponía tan nerviosos a los que mandaban?

EEUU. Ya en 1803 y 1806, respectivamente, se organizaron los carpinteros de ribera y los carpinteros de construcciones urbanas de Nueva York. 

En 1832 se hizo en Boston la primera huelga en favor de las diez horas por los calafateadores y carpinteros, y aunque no tuvo resultados en aquella ciudad, la ganaron, Nueva York y Filadelfia.

1845, primer Congreso obrero se celebró en Nueva York el 12 de octubre, en él se acordó la organización de una sociedad secreta para apoyar las reivindicaciones del proletariado americano.

Oposición de los sindicatos a la guerra en México en 1846.

De 1870 a 1871 empezaron a organizarse entre los alemanes residentes en los Estados Unidos las primeras fuerzas de la Asociación Internacional de los Trabajadores.

1880 quedó organizada la Federación de los trabajadores de los Estados Unidos y Canadá,

¿Qué es esa fuerza internacional?

La internacional, oficialmente, habría durado 12 años desde su fundación en 1864 en Londres, a, Berna en 1876. 

La expulsión de Bakunin y James Guillaume en 1972.                                                                                                                                                

Suponía la expulsión de los anarquistas de la Internacional, y minimizaban el hecho enfocándolo en Bakunin. Propagando el enfrentamiento causante, como algo personal entre Marx y Bakunin, como si aquello fuese algo personal de ellos dos solamente.

Como si el hecho de pertenecer a la Internacional, no llevase ya de cada cual una buena dosis de “algo personal”, siendo la organización más perseguida del mundo. 

En ese sentido Marx saldría ganando, porque los anarquistas no se tomaban a Bakunin como los socialistas a Marx, y no ejercían tanto como ellos el culto al líder, ahora el culto a Marx, como se comenzaba a dar entre los partidos del socialismo, ya empezando a ser más  denominados marxistas que socialistas.                                                                                         Quedando Marx como líder y seguidor indiscutible entre los socialistas y las corrientes del mismo.

Pero La Internacional no se había hecho para tener un dueño.

Tras liquidar oficialmente la Internacional en 1876, hicieron una II Internacional. Quienes expulsaron a los anarquistas, por querer hacer un “partido anarquista”, que es definitiva era la acusación, “no querer disolver  la creada, la Alianza de la Democracia Socialista”, hicieron la internacional de los partidos. Una autentica plataforma de lanzamiento al Poder.

Ahora había dos internacionales: La II Internacional y la Internacional Anarquista, que estos últimos se reconocen en la I Internacional.

Como si de una operación inteligente se tratase, la burguesía napoleónica francesa permite que los soldados prusianos en París, pasen por las armas a los descamisados y federalistas de la Comuna parisina y a la Guardia Nacional, y en la Internacional sus partidos se permite expulsar a los anarquistas al año siguiente, sabiendo que eso sería su final. 1871 y 1872. 

El Capital y el Estado no darán tregua a los revolucionarios. Entre sus disputas, siempre las pagarán con ellos. 

La burguesía en su búsqueda por conseguir los privilegios que tenía la aristocracia, saca la artillería contra los obreros y campesinos que pretenden destruir los privilegios como factor causantes de las injusticias.

CONTRE TOUS LES PRIVILÈGES

ESPAÑA, Tras La Comuna de París.

1871.-De la Comuna de París llega Pablo Lafargue, yerno de Marx, para fundar un partido obrero. Se reúne con PI y Margall quien le disuade diciéndole que “los obreros españoles no creen en partido ninguno, ni en el suyo”. (Partido Federalista).                                                                                 Era el único partido considerado revolucionario por los anarquistas.

1872.- V Congreso de la AIT, La Haya (Países Bajos). (División).

En España la (FTRE), Regional de la AIT, se mostró contra la expulsión de Bakunin desde el primer momento.

 

1872.- Congreso en Zaragoza. La (FTRE), Regional de la AIT, se organiza por zonas; norte, sur, este y oeste. 

Busca la manera que facilite su mejor organización y difusión.                 La Regional tiene una enorme tarea ante su aumento, y  desarrollo.                                                                                                          Así decían en el comunicado emitido en su Congreso: 

“En el primero, es decir, en las Cortes o Congreso de los diputados, va a organizarse la expoliación y reglamentarse la injusticia.”(…)                                                                   .                                                                                                                                                                    “tenia que tratarse:                                                                                                                        del modo de verificar la transformación de la propiedad para conformarla con la justicia;                                                                                                                                         de la resistencia del trabajo explotado al capital explotador;                                                            de la cooperación de consumos;                                                                                                   de la reorganización de los trabajadores agrícolas;                                                                     de la organización social de los trabajadores;                                                                             de la enseñanza integral.” (…) 

“La guerra social, la guerra entre pobres y ricos, la guerra entre señores y esclavos, entre oprimidos y opresores, está declarada y declarada por el gobierno actual, representante de la burguesía española. (…)

Trabajadores, agrupémonos, organicemos nuestras huestes, templemos nuestras armas y preparémonos para una lucha más o menos próxima.               ¡Abajo los privilegios!  ¡Abajo la explotación del hombre por el hombre!                  ¡Abajo la tiranía!  ¡Viva la Asociación Internacional de trabajadores!” 

La Comuna de París, sirvió para extremar la postura de buena parte del obrerismo español. El castigo a los «communards», valió para poner en entredicho la unión entre obrerismo y republicanismo. Se identificó la Comuna con la clase obrera y la república burguesa, con la asesina de los obreros de París. Se profundizó en el debate de la lucha de clases y en el de la concepción, de que la república burguesa era tan dañina como la monarquía.

1873.- Motín cantonalista en Cádiz.                                                                                      1873.- 12 de julio, Junta en nombre del Cantón Independiente de Cartagena 

Primera República Española. 1873 y 1874 

                                                                                                    

1874.- Restauración monárquica.                                                                                                                                                                                                            La clase obrera a la clandestinidad.                                   La persecución a los sindicalistas y federalistas se acrecentaría, y calabozos, cárceles, y exilio o muerte, era el camino que dejaban a los revolucionarios.  (FRE-AIT) estaba prohibida y como consecuencia de ello estaba siendo objeto de una dura represión —unos 2.000 internacionalistas fueron deportados a las Filipinas y a las islas Marianas; en 1877 más de cien seguían en prisión—. 

1874.- La Regional, en la clandestinidad, tiene que modificar su organización, en lugar de Congresos, Conferencias Comarcales. 

1876-77.- Memoria de la Regional. Federaciones locales. 77.                                   Andalucía-este, 10. Catalunya, 13. Andalucía-oeste, 21. Levante, 4.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    Castilla la nueva, 4. Castilla la vieja, 3. Aragón, 2. Mallorca, () Murcia, 4. Extremadura, 14. Comarcal Vasco-navarra, 2.  

1879 Atentado contra Alfonso XII. 30 de diciembre: Sale ileso.

1879.- Fundación del PSOE.                                                                    

1881.-Congreso” revolucionario Anarquista de Londres en el 10º  aniversario de la Comuna de París. 

Los organizadores  estaban sometidos a vigilancia por parte de la policía de varios países. Los anarquistas van a crear las organizaciones secretas, la violencia ya no es algo que se elija, está en todos los países.                                                                                                          La férrea persecución a los representantes obreros y a sus asociaciones, hace pensar en la creación de una organización secreta. “La Alianza”, que continúe el trabajo del comité de ser detenido. Muchos afirmaban que la Internacional no existía, pero la policía no dejaba de perseguirla.  

“En tal ambiente tuvo lugar el congreso de Londres, celebrado en julio, al que acudieron 45 delegados de Gran Bretaña, Suiza, Serbia, Estados Unidos, Alemania, España, Francia, Bélgica, México, Italia, Bohemia y los Países Bajos. El congreso aprobó una declaración pública que afirmaba: «la necesidad de añadir a la propaganda oral y escrita la propaganda por el hecho» y la explicaba en los siguientes términos:

«Es estrictamente necesario, hacer todos los esfuerzos posibles para propagar mediante actos la idea revolucionaria y el espíritu de revuelta, en esa gran fracción de la masa popular que no toma todavía parte activa en el movimiento, y se hace ilusiones sobre la moralidad y la eficacia de los medios legales.                                                                                                   Saliendo del terreno legal, en el que por lo general se ha permanecido hasta ahora, para llevar nuestra acción al terreno de la ilegalidad que constituye el único camino hacia la revolución, es necesario recurrir a los medios que estén en conformidad con este propósito.                                                                            Las persecuciones a las que la prensa revolucionaria pública se enfrenta en todos los países nos obligan a establecer una prensa clandestina.                                                                                                                       Al quedar todavía la gran masa de los trabajadores del campo al margen del movimiento socialista revolucionario, resulta absolutamente necesario dirigir nuestros esfuerzos en esa dirección, recordando que el más simple hecho dirigido contra las instituciones actuales habla mejor a las masas que millares de impresos y oleadas de palabras, y que la propaganda por el hecho en los campos tiene todavía más importancia que en las ciudades. (28) «L’Action», «L’Action», Le Révolté, organe socialiste” 

Había algo más en eso de “propaganda por el hecho”, pero había un gran empeño en poner explosivos al asunto. 

El primer texto conocido en el que se empleó el término «propaganda por el hecho» fue el que con ese título publicó en agosto de 1877 el boletín de la Federación del Jura de la AIT. Un activo núcleo de militantes de la región francófona del Jura, en Suiza, entre ellos el ruso Piotr Kropotkin y el francés Paul Brousse, probable autor del artículo. 

Conviene destacar que el artículo no aludía para nada a hechos terroristas, sino a  manifestaciones que habían tenido lugar en Kazán, Rusia, y en Berna, Suiza. La llamada insurrección de Benevento, en Italia.                                                        Su argumento era que los protagonistas de tales actos de desafío a las autoridades no habían esperado iniciar con ellos una revolución, sino que los habían concebido como actos de propaganda.

 

El hecho era que desde las planicies de Jerez de la Frontera a las que son valles a las faldas de los Montes Urales, los campesinos hacían lo mismo y vivían igual de miserablemente,  fuesen o no conscientes de esto. Ya lo iban siendo. La industria igual, se batía en huelgas. El sistema incapaz de gestionar el desarrollo social. 

El hecho es que fincas y pueblos eran tomados por el pueblo en toda Europa, al igual que fábricas en conflictos. No era por alguna consigna determinada, era más bien por una semejanza en un estado de necesidad de los pueblos, muy marcado y extendido. 

                                    

1881.- Congreso regional en Barcelona el 24 de septiembre; 140 delegados resolvieron por inmensa mayoría, constituir la Federación de trabajadores de la región española y aprobasen sus estatutos. 1882.- La FTRE creció. II Congreso en Sevilla. En septiembre contaba con 663 secciones y un total de 57,934 afiliados. 

———————————————————————————————————

1883.- La “Mano Negra”. La Internacional Negra irrumpe.  

Los sucesos de la La Mano Negra golpearían seriamente la frágil estructura de la organización, desencadenando un proceso de desacreditación pública y represión gubernamental sobre la FTRE. Arrestos de miembros de todos los matices de organización, de la Comisión comarcal de la Andalucía del Oeste misma y un procedimiento cruel por varios procesos, todo para disfrute del público y la Prensa, bajo el velo del pretendido descubrimiento de una sociedad terrorista: La Mano Negra.

A principios de noviembre de 1882 el coronel jefe de la Guardia Civil en Andalucía Occidental envió al gobierno una copia del «reglamento» de una organización secreta llamada «la Mano Negra».

Dos semanas después de que recibiera los documentos, el gobierno decidió enviar refuerzos a la provincia de Cádiz.                                                                           El 21 de noviembre llegó a Jerez un grupo de 90 guardias civiles al mando del capitán José Oliver y Vidal que inmediatamente, con la ayuda del jefe de la guardia municipal de Jerez, Tomás Pérez Monforte, procedió a detener a muchos jornaleros y afiliados de la FRTE, supuestos integrantes de la misteriosa Mano Negra.

En pocas semanas había más de 3.000 jornaleros y anarquistas encarcelados — Josep Termes da una cifra muy superior: 2000 en Cádiz y 3000 en Jerez—. Como ha señalado Avilés Farré, «en la mayoría de los casos el motivo por el que se les detenía no era la pertenencia a la Mano Negra, sino a la Federación de Trabajadores

La Mano Negra no dejó huella alguna de su actividad, y lo que se puede afirmar con certeza es que quienes cometieron el más famoso de los crímenes que se le atribuyeron, el de la Parrilla, nunca habían oído hablar de la Mano Negra.

Además de estar las organizaciones obreras prohibidas, hacían una campaña de desprestigio como esta, que los periódicos aireaban, poniendo a los sindicalistas más que menos, de criminales.

DEJA UNA RESPUESTA