En su resolución, la JEC ordena a la Junta Electoral de Barcelona esta medida e insta a la CCMA a adoptar «medidas compensatorias» para las formaciones que no apoyaron esa manifestación con «un tiempo de cobertura de un total de dos horas de duración para todas ellas, en igual franja horaria de la retransmisión denunciada, que se distribuirán en proporción a la representación parlamentaria obtenida».

De este modo, revoca el acuerdo anterior de la Junta Electoral Provincial de Barcelona al entender que se vulneraron los principios de pluralismo político y neutralidad informativa e insta a la CCMA a cumplir «de forma escrupulosa» las exigencias de respeto a los principios de «pluralismo político, neutralidad informativa, igualdad y proporcionalidad» durante el resto del periodo electoral.

En su argumentación, la JEC ha subrayado que la manifestación del pasado día 16 en Madrid se realizó en «periodo electoral» y tenía un carácter «inequívocamente partidista» al haber sido convocada por entidades como la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural, «que notoriamente se identifican con alguna de las formaciones concurrentes a las elecciones».

Asimismo, censura no solo la cobertura de la manifestación en directo por parte de los medios catalanes durante más de dos horas, sino también el despliegue de medios –con múltiples entrevistas que incluyeron a líderes de partidos independentistas–, así como el formato televisivo utilizado, «que concentró en este acto la mayor parte de la información proporcionada por dichos medios, de manera continua y casi exclusiva», tanto en su canal general como en el canal específico de noticias 3/24 durante el día.

«De esta manera, se produjo una puesta a disposición del medio a favor de los intereses partidistas defendidos por los convocantes del acto con vulneración de los principios de pluralismo político y neutralidad informativa», ha alegado la JEC que, además, ha señalado que el hecho de que «algunos medios privados diesen también cobertura a esta manifestación carece de relevancia puesto que dichos medios no están sujetos al principio de neutralidad informativa, que solo resulta aplicable a los medios públicos».

En concreto, en cuanto a la referencia a RTVE, la JEC ha señalado que no se puede «acoger» puesto que «no es comparable el formato utilizado» con las características y el formato de la cobertura proporcionada por TV3 y el Canal 3/24.

Contra este acuerdo, que es firme por vía administrativa, podrá interponerse recurso contencioso-administrativo ante la Sala Tercera del Tribunal Supremo en el plazo de dos meses desde su notificación.