El juez que envió este domingo a prisión provisional a R.N. apreció riesgo de que la joven repitiera el «enfrentamiento» con los Mossos durante los incidentes de la manifestación en contra de Vox del sábado en Barcelona, así como riesgo de fuga porque la joven «no acreditó arraigo laboral de clase alguna». En el auto de prisión provisional, al que ha tenido acceso este diario, el juez expone que los supuestos lanzamientos de piedras que la joven efectuó contra el cordón policial no causaron «lesiones aparentes» a ningún agente.

Vídeo Recomendado:

El atestado policial confeccionado por los Mossos d’Esquadra sirvió de base para que el juez enviara a prisión a R.N., medida cautelar que será recurrida por la defensa de la joven, que ejerce el colectivo Alerta Solidària. Sobre las 12:15h., la joven fue arrestada «con motivo de unos incidentes» producidos por un grupo de antifascistas que intentó acceder al acto que Vox celebraba en la avenida Maria Cristina.

«Tras increpar y escupir a personas que pretendían acceder al lugar –continúa el auto– la joven se enfrentó al cordón policial lanzando botellas de vidrio, elementos metálicos y piedras de grandes dimensiones y cantos afilados». Dos de ellas habrían impactado en el caso de un sargento «sin causarle lesiones aparentes», concluye el auto.

La prisión provisional contra R.N. es la primera que se dicta en los últimos cinco años por altercados en manifestaciones, apuntan fuentes judiciales. La joven permanece imputada por los presuntos delitos de atentado contra agente de la autoridad con instrumento peligroso, pero el juez Jaime Conejo apunta a que también podría haber cometido un delito de desórdenes y otro de daños.

La gravedad de las penas máximas posibles –superiores a dos años– determinó, a criterio del juez, que existiera riesgo de fuga en R.N., uno de los motivos para dictar la prisión provisional. Dicho riesgo además se ve incrementado porque la joven «intentó escapar del lugar de los hechos resistiéndose a los agentes» que practicaron su detención. «Aunque carece de antecedentes penales, existe riesgo de reiteración en dichas conductas a la vista del enfrentamiento descrito en el atestado», agregó el juez.