La joven saudí huida hace casi una semana a Bangkok tras escapar de su familia y apostatar del islam partió hoy en un vuelo hacia Canadá, donde solicitará el asilo como refugiada, informó la cadena BBC.

Rahaf Mohammed Al-Qunun, de 18 años, está bajo la protección del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) desde el lunes, cuando evitó ser deportada a Kuwait tras atrincherarse en su habitación de hotel dentro del principal aeropuerto de Bangkok.

Se desconoce por qué su destino ha sido Canadá y no Australia, país al que ACNUR pidió el miércoles que acogiera como refugiada a Al-Qunun, que captó la atención internacional tras hacer viral su historia en Twitter.

Deja un comentario