El portavoz de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, ha informado este martes de que el gobierno autonómico ha impulsado el inicio de las actuaciones necesarias para el diseño y aprobación de un gran acuerdo contra la violencia de género en Andalucía.

Por lo tanto, Bendodo confirma que ven bien el planteamiento que hace Vox para que «se amplíe el ámbito de la palabra violencia«, aunque, a su vez, afirma que «no sé si será o no confirmar lo que dice Vox», señalando que todos los partidos que forman el nuevo gobierno de Andalucía pueden «aportar sus propuestas«.

El Consejo de Gobierno vende esta polémica cesión a Vox como que el cogobierno del PP-A y Ciudadanos (Cs) «está decidido a poner todos los medios que esté a su alcance para combatir la violencia de género«, algo que está entre sus prioridades y, además, avisa que lo hará lo antes posible: «no hay tiempo ni recursos que perder«.

Para cerrar la serie de declaraciones blanqueando la cesión al partido de ultraderecha, ha afirmado que esta es «una lucha de todos» y que para combatir esta lacra no van a «excluir a nadie» ni hacer «bandera política» de este asunto.

Bendodo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, ha indicado que el ejecutivo andaluz está «en contra de cualquier violencia, contra las mujeres, contra los hombres, contra los menores, contra los animales y contra todo el mundo«, declaración heredada de la famosa frase de Ciudadanos, presente en la reunión y conforme con la cesión: «ni machismo, ni feminismo: igualdad».

Vox defiende que se ponga en marcha una ley de «violencia intrafamiliar«, que no se centre sólo en las mujeres, considerando el feminismo «una ideología de género que criminaliza al hombre«. Con esta actuación, tanto Ciudadanos como el PP extreman su planteamiento y se alejan del centro una vez más, desvirtuando y menospreciando a las víctimas de la violencia machista.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario