Así lo ha resuelto en una resolución recogida por Europa Press en la que se daba respuesta a una consulta de la Oficina del Censo Electoral y de la Sociedad Estatal de Corroes ante la coincidencia de la campaña electoral con la Semana Santa.

Según subraya la JEC, tanto la Oficina del Censo como Correos «deben prever que todos los días son hábiles a efectos electorales y, por consiguiente, deben habilitar los medios necesarios para cumplir los plazos legalmente previstos, incluyendo la apertura de oficinas el día 18 de abril para que los electores puedan solicitar el voto por correo».

Precisamente ese Jueves Santo es, si no hay prórrogas, el último día para que los electores puedan solicitar el voto por correo.

En todo caso, la Junta Electoral señala que Correos ha de asegurar la remisión inmediata de las solicitudes de voto por correspondencia a la Oficina del Censo Electoral, «sin que en ningún caso pueda efectuarse dicho envío más tarde del sábado 20 de abril», con el fin de que la Oficina del Censo Electoral pueda, a su vez, remitir la documentación electoral (sobres y papeletas) «como muy tarde» el 21 de abril, Domingo de Resurrección.

Para enviar después su voto, siempre que no haya habido prórrogas de última hora, los electores que lo hayan pedido tendrán de plazo hasta el miércoles 24 de abril.