El nuevo jefe de la junta militar de Sudán, Abdelfatah al Burhan, que tomó posesión anoche, ha cancelado el toque de queda nocturno decretado por el Ejército este jueves tras la deposición del presidente Omar al Bashir.

El general Al Burhan ha leído un comunicado en la televisión estatal sudanesa, vestido con su uniforme, ha ordenado también la liberación de todos los detenidos en cuatro meses de protestas, y ha prometido que se respetarán los derechos humanos en la fase transitoria tras el derrocamiento de Al Bashir, que los militares han decidido que durará dos años.

Deja un comentario