La principal coalición opositora de Sudán y la junta militar que tomó el poder tras derrocar al presidente Omar al Bashir el pasado día 11 siguen sin lograr un acuerdo sobre la composición de un consejo que dirija el país en la etapa transitoria.

El portavoz del llamado Consejo Militar Transitorio, Shamsaldín Kabashi, informó hoy en una rueda de prensa de que ambos bandos mantienen su postura respecto al número de civiles y de uniformados que debe haber en el «consejo soberano» que gobernará el país.

La oposición pide que el organismo tenga quince miembros, ocho de ellos civiles y siete militares, mientras que la junta insiste en que sólo haya tres civiles y siete generales.

Kabashi se mostró optimista respecto a que los generales pueden llegar a un acuerdo «en breve» con las Fuerzas de la Libertad y el Cambio para que el país salga de la actual «crisis».

Agregó que en las reuniones de hoy han acordado que, a pesar de que la sentada de protesta frente a la sede de la comandancia del Ejército se mantenga, los manifestantes van a abrir dos puentes cercanos que habían permanecido cerrados, así como las calles del centro de la capital, y quitar las barreras que impedían la circulación de vehículos.

Por su parte, la coalición de grupos y partidos opositores indicó en un comunicado que al término de las reuniones han acordado «dar un plazo de veinticuatro horas para que las dos partes presenten sus propuestas para determinar los poderes y la relación entre los organismos en las instituciones de transición», entre ellas el consejo soberano.

La alianza admitió que no se ha logrado un compromiso sobre la composición del consejo, pero destacó que «lo importante es conseguir que la autoridad de transición con todos sus poderes ejecutivos y legislativos sea civil», algo a lo que no va a renunciar.

Para ello, «todas las formas de acción pacífica y de resistencia continuarán» en las calles de Sudán hasta «lograr los objetivos de la revolución», agregó.

El sábado, los dos bandos llegaron a un acuerdo preliminar sobre la formación del consejo soberano, que sería el encargado de tomar las riendas del país, pero de momento no han aclarado qué competencias tendrá y, sobre todo, si estará sujeto a las órdenes de los militares, que han establecido una etapa de transición de dos años desde el derrocamiento de Al Bashir.

Fuente

Deja un comentario