El Tribunal General de la Unión Europea dio este martes la razón al Banco Central Europeo (BCE) en su negativa de facilitar a Grecia el acceso al documento sobre su decisión de congelar fondos de bancos helenos en 2015, en plena crisis financiera del país.

La corte, con sede en Luxemburgo, explicó en una sentencia publicada hoy que desestima el recurso presentado por el exministro de Finanzas griego Yanis Varufakis y el diputado alemán Fabio De Masi, que habían solicitado en 2017 acceder al documento en aras de la transparencia.

Se trataba de un documento sobre el asesoramiento jurídico externo que el BCE solicitó supuestamente para examinar sus decisiones del 4 de febrero y del 28 de junio de 2015 relativas a la provisión urgente de liquidez concedida por el Banco Central griego a entidades bancarias del país.

El tribunal rechazó el recurso al considerar que el interés en tener acceso al documento controvertido “no puede prevalecer sobre el interés público subyacente” relativo a la protección, por una parte, de un “espacio de reflexión interno del BCE” para intercambio confidencial de puntos de vista dentro de sus órganos de decisión, en el contexto de sus deliberaciones y consultas preliminares.

Y, por otra parte, de un “espacio de intercambio de puntos de vista confidencial entre el BCE y las autoridades nacionales afectadas”.

Además, dado que el acuerdo relativo a la provisión urgente de liquidez es un documento público, la corte indicó que los demandantes “podían examinarlo para verificar qué ponderación de los distintos objetivos perseguidos y qué interpretación del marco normativo que le afecta adoptó el BCE durante su redacción”.

Varufakis anunció a través de su cuenta en Twitter que recurrirá esta decisión del Tribunal General y llevará el asunto al Tribunal de Justicia de la UE, la máxima instancia judicial comunitaria.

Deja un comentario