34Shares
José Muiño Domínguez (PP), a la derecha de la imagen, con el diputado provincial responsable de Patrimonio, Jesús Soto Vivero, del BNG / Deputación da Coruña

La Voz de Galicia y otros medios locales informan que Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº1 de Carballo (A Coruña) ha abierto diligencias contra el alcalde de Cabana de Bergantiños y otras seis personas por un presunto delito contra el patrimonio. El regidor investigado ha rechazado hacer cualquier tipo de declaración pública al respecto.

La supuesta actuación delictiva tendría que ver con el traslado irregular de un hórreo centenario, elementos que tanto en Galicia como en Asturias cuentan con la máxima protección por Ley a nivel nacional y autonómico. El miércoles, los siete investigados tuvieron que prestar declaración en el cuartel de la Guardia Civil en la localidad de Ponteceso.

Según han publicado diversos medios locales, este lunes varios agentes del SEPRONA de la Guardia Civil realizaron una intervención en el ayuntamiento de Cabana de Bergantiños del que habrían consultado diversa documentación concerniente al caso.

Los hechos vendrían del año 2015, cuando el Ayuntamiento de Cabana acometió la instalación de una plaza pública en una de las parroquias del municipio, Canduas, en un emplazamiento en el que se encontraban dos hórreos centenarios. Uno de ellos no se movió de su emplazamiento pero el otro acabó desmontado y apilado en la finca del dueño del propietario del terreno sobre el que edificó la nueva plaza, hecho que acabó siendo denunciado ante la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta de Galicia y que finalmente derivó al Juzgado de Carballo, que finalmente ha abierto diligencias contra José Muiño, así como el arquitecto municipal y la anterior secretaria del Ayuntamiento de Cabana de Bergantiños, entre otros.

UN REGIDOR POLÉMICO

Desde el año 2012, José Muiño Domínguez (PP), alcalde de Cabana de Bergantiños, ha estado en el centro de la polémica por su apoyo constante a la polémica mina de oro de Corcoesto y la división que esto provocó entre los vecinos del municipio, llegando a enfrentar entre sí a familias enteras.

Manifestación contra la mina de oro de Corcoesto delante del Ayuntamiento de Cabana de Bergantiños (A Coruña)

El proyecto, finalmente cancelado por la Xunta de Galicia por su inviabilidad técnica y económica, le hizo perder más de 20 puntos de apoyo popular en las últimas elecciones locales, al mismo tiempo que los otros dos alcaldes implicados en el proyecto minero en las localidades de Ponteceso y Coristanco perdían el asiento municipal.

Muíño, que llegó a incluir el proyecto minero en su programa electoral del año 2011, vió como muchos vecinos exigían su retirada, al considerar que en ningún caso, la mayoría absoluta esgrimida por el regidor para justificar “una y otra vez” su apoyo a la multinacional canadiense Edgewater Exploration podía ser “una patente de corso” para gobernar Cabana de Bergantiños sin escuchar “el clamor popular” que tanto dentro como fuera del ayuntamiento se levantó contra la iniciativa minera.

34Shares

Deja un comentario