La formación de extrema derecha podría haber incurrido en un delito de estafa

El partido ultra Vox y varios de sus dirigentes han vendido, presuntamente, participaciones de la Lotería de Navidad en 2015 de un número que realmente no habrían comprado, según ha ordenado investigar la Audiencia Provincial de Madrid.

La Justicia baraja si la formación podría haber incurrido en un delito de estafa tras embolsarse 18.100 euros, de los que nadie se hubiese dado cuenta si el décimo el décimo no acabase siendo premiado, lo contrario a lo que pasó. Ahora, sus afiliados no pueden cobrar el décimo porque realmente el partido no lo había comprado.

El Juzgado de Instrucción número 27 de Madrid archivó la denuncia, pero el denunciante volvió a la carga recurriendo la decisión judicial y presentando un recurso de apelación. La Audiencia expone que “el denunciante aporta argumentos que en sí mismos valorados no permite considerar inconcreta o carente de fundamento la denuncia”. Estos hechos serían adecuados, por tanto, para considerar un engaño que permitiría integrar el delito de estafa.

Sin embargo, hay una parte del recurso que no estiman: «No procede sin embargo admitir la denuncia en relación con los hechos mencionados por la recurrente relativos a su situación disciplinaria en el partido así como a la existencia de una supuesta mala administración por parte de los denunciados”.