Representantes de la Sociedade Galega de Historia Natural y la Rede Galega de Custodia do Territorio han criticado con dureza los planteamientos del PP tras la aprobación de la norma al considerar que «no supone avance alguno» para la protección del medio ambiente y la biodiversidad.

Imagen de la reciente visita de los representantes de los grupos ambientalistas gallegos al Parlamento autonómico / Cedida

En declaraciones públicas efectuadas el miércoles a los medios de comunicación tras la aprobación de la nueva Ley, el presidente de la SGHN Serafín González ha criticado que el grueso del texto legal se haya aprobado «sin tener en cuenta las alegaciones» presentadas por las asociaciones ambientalistas, lo que en nada ayuda a la conservación de la naturaleza en Galicia. «No hay avance ni servirá para proteger el patrimonio, la biodiversidad y el paisaje» -ha aseverado-.

Por su parte, el representante de la Rede Galega de Custodia do Territorio, Fernando Bandín, ha asegurado que desde el Ejecutivo de la Xunta existió una ignorancia premeditada en cuanto a argumentos y aportaciones al texto legal, denunciando que en ningún caso se fomentó la participación ciudadana como sería exigible en una norma de este calado.

CRÍTICAS A LA TRAMITACIÓN URGENTE DE LA LEY

Antón Sánchez, viceportavoz del Grupo Parlamentario de En Marea y portavoz nacional de Anova, denunció por su parte la excesiva celeridad en la tramitación de la ley, afirmando que la verdadera urgencia no estaba en la aprobación de la norma, sino que la urgencia es la de «tener un Gobierno que quiera defender el medio ambiente de este país», haciendo referencia a la nefasta política ambiental del Ejecutivo de Alberto Núñez Feijóo.

«Para el PP la protección de la biodiversidad y del medio ambiente es un estorbo, un engorro para el modelo económico que pretende implantar. Es una mala ley, y el proceder del Partido Popular no augura un cambio en sus políticas ambientales de los últimos diez años» -sentenció el diputado-.