Había rumores desde hacía años, pero el pasado viernes el diario francés Liberation destapó finalmente el caso. En 2009, un periodista francés creó el grupo de Facebook “La Liga del LOL” (siglas en ingés de laughing out loud: reirse a carcajadas), un espacio en el que llegó a participar una treintena de profesionales de diferentes medios, publicistas y comunicadores en el que, entre otras cosas, insultaban, se burlaban y acosaban a compañeras. En algunos casos, la revelación ha supuesto que algunos medios suspendan de forma preventiva a integrantes de los mismos.

El ciberacoso, en ocasiones, dejaba de ser virtual. Según recoge The New York Times, en un caso, un miembro del grupo hizo un montaje fotográfico pornográfico de una escritora feminista y lo hizo circular en Twitter, red social en la que muchos de estos periodistas eran especialmente populares. En otro, un miembro del grupo hizo una llamada telefónica de broma a una mujer, haciéndose pasar por un ejecutivo de medios con una oferta de trabajo, y luego puso la conversación en el grupo.

El origen de la confirmación de la existencia del grupo se remonta a Twitter, donde la pasada semana un periodista comenzó a hablar de “paquetes de acosadores de feministas”, lo que provocó varias reacciones y una sucesión de testimonios de compañeras de profesión contando lo que habían vivido. Tres días después, la polémica llega al medio Liberation, que publicó un artículo autocrítico con la profesión asumiendo que algunos de sus colaboradores participaban en el grupo, entre ellos Vicent Glad, su creador, y Alexandre Hervaud.

La publicación del texto volvió a multiplicar los testimonios de mujeres: “Años de hostigamiento, robo de identidad y ataques gratuitos”, escribió la periodista Lucile Bellan. “Durante seis años, nos preguntamos si deberíamos hablar, y al principio no lo sabíamos porque sabíamos que no se entendería”, ha afirmado Lea Lejeune, periodista de la revista de negocios Challenges. Lejeune ha asegurado que desde 2011 hasta 2013, los miembros del grupo dejaron comentarios insultantes en su blog feminista y sugirieron falsamente que se había acostado con su jefe.

A raíz de la revelación, varios de los miembros han pedido disculpas a través de las redes sociales. Hervaud colgó en Twitter un comunicado en el que pedía “mis sinceras disculpas a aquellos que se han sentido lastimados. Nuestro objetivo nunca fue lanzar una campaña contra nadie”. Algo que, “por supuesto, no minimiza o niega lo evidente”, añadió. Por su parte, Glad, ha admitido haber fundado el grupo y se ha disculpado asegurando que “el objetivo no era acosar a mujeres, solo divertirse, pero rápidamente nuestra manera de divertirnos se convirtió en problemática y no nos dimos cuenta”.

Deja un comentario