«He recibido la llamada del millón». Así se referían miembros de Vox al interés del portavoz y patrono de la Fundación Francisco Franco, Jaime Alonso, en ser uno de los financiadores del partido, tal y como se desprende de las conversaciones entre dirigentes de la formación de extrema derecha en León que publica este lunes la Cadena Ser. 

En concreto, las charlas se produjeron entre finales de 2018 y principios del presente año. El entonces presidente provincial de Vox, Carlos Portomeñe, le explicaba al que era su secretario general, José Carlos Rúa, que se había reunido con el representante del colectivo franquista.

«He recibido la llamada del millón, me ha llamado Jaime Alonso, de la Fundación Francisco Franco, que es natural de León. Hemos quedado y me ha dicho que está con nosotros absolutamente y que nos va ayudar, porque como a nosotros, le preocupa lo de la financiación y lo tiene muy claro», explicita el propio Portomeñe durante la conversación –el 12 de octubre de 2018–, que llega a detallar: «Me ha dicho que hay que dar un paso más. Ha quedado muy contento conmigo y ha dicho que va a dar buenos informes a Madrid».

De hecho, el que fuera presidente de Vox León llega a comentar que Alonso tiene «línea directa con el partido en Madrid» y que «habla tres veces al día con Abascal». «Claro, siendo de la Fundación Francisco Franco, lógicamente…», es la respuesta de su interlocutor, el secretario general provincial.

Ya en enero de 2019, se produce una discusión entre dirigentes provinciales a través de WhatsApp, debido a las distintas posturas a la hora de recibir dinero del colectivo franquista, pero también porque han «detectado nuevos afiliados que vienen del palo de Franco o Fuerza Nueva, y esto es Vox». Sobre la financiación procedente de la Fundación Francisco Franco, Portomeñe defiende: «Jaime Alonso nos va ayudar en la parte económica, algo fundamental para la campaña», aclarando que «no impone nada sólo propone».

Contactado por la Cadena Ser, Alonso ha preferido no confirmar ni desmentir si es financiador del partido de extrema derecha: «Yo eso se lo doy a Hacienda y Hacienda es la única que puede saber lo que yo hago con mis cuenta». 

En cualquier caso, apenas dos semanas después de la conversación de WhatsApp, toda la cúpula de Vox en León fue destituida, excepto Portomeñe. No obstante, el presidente provincial del partido tampoco sigue en el cargo: fue fulminado del puesto el pasado sábado –23 de marzo–, justo cuando los periodistas contactaron con el partido para preguntar por esta cuestión. Vox no ha dado explicación alguna del motivo de esta destitución.

Necesitamos tu ayuda para seguir ofreciendo Contrainformación. No queremos depender de bancos, publicidad o grandes empresas. Si te gusta lo que hacemos, invítanos a desayunar una vez al mes para que podemos seguir ofreciéndote nuestro trabajo
¿Prefieres hacer un ingreso por tu cuenta? Aquí puedes hacerlo: Triodos Bank: IBAN - ES0714910001283000114479    

DEJA UNA RESPUESTA