El proyecto de EDP Renovables, en apariencia menor por su número de aerogeneradores -tan solo 2 turbinas eólicas- abre la puerta a la «colonización» de este singular paisaje con 18 máquinas de 200 metros de altura en punta de pala.

El parque eólico Soesto abre las puertas a otros cinco proyectos de la multinacional portuguesa EDP Renováveis en la Costa da Morte / Wikimedia

La Asociación de Defensa Ambiental Salvemos Cabana califica el área afectada en la localidad coruñesa de Laxe como «una de las franjas costeras de mayor valor ambiental de Galicia» y recuerda que más allá del parque eólico Monte Chan, con nueve aerogeneradores y el Pena dos Mouros, con siete, el conjunto de los tres proyectos «destruirá de manera irreversible el que hasta ahora era considerado uno de los parajes más espectaculares del noroeste peninsular convirtiendo la zona en suelo industrial».

EDP Renovables pretende instalar el parque eólico Soesto en una de las franjas costeras de mayor valor ambiental de Galicia / Salvemos Cabana

Para el colectivo, este procedimiento fragmentado de tramitación de proyectos eólicos deriva en una «deficiente evaluación de los efectos ambientales generados por el total de las instalaciones«, comportamiento que viene siendo denunciado en los últimos años hasta el punto de que «la Justicia ha anulado el procedimiento administrativo de algunos parques a nivel estatal, reconociendo esta práctica como un hecho ilegal».

En este sentido, valora que «los parques eólicos y las líneas de evacuación han de ser contemplados como un todo integrado en un mismo proyecto«, algo que en este caso no sucede porque la línea de evacuación derivará la energía producida por el parque eólico Soesto hacia la subestación eléctrica transformadora (SET) «Monte Chan», que también recogerá la energía proveniente de los parques eólicos Pena dos Mouros y Monte Chan. A continuación, una línea de alta tensión (LAT «Costa da Morte») evacuará la energía producida por estos tres parques eólicos y otros tres que pretende desarrollar la compañía como son el parque eólico Monte Agrelo y Muriño, el parque eólico Alto Torreiro y el parque eólico Bustelo y Baralláns, en una situación que «en la práctica impide la evaluación conjunta de los efectos sinérgicos y acumulativos de este complejo eólico».

ALTO NIVEL DE AFECTACIÓN EN AVES Y MURCIÉLAGOS

Salvemos Cabana alerta además que en el caso del parque eólico Soesto «el nivel de afectación sobre el entorno será muy elevado«, tanto a nivel paisajístico como sobre la biodiversidad existente en una zona limítrofe con la Red Natura 2000 y la Zona Especial de Conservación (ZEC) Costa da Morte (código ES1110005), que cuenta con la presencia en el área inmediata de 105 especies de aves, 8 de ellas catalogadas en estatus de «Vulnerable» o «en peligro de extinción» como la subespecie lusitanica del escribano palustre (Emberiza schoeniclus subsp. Lusitanica Steinbacher) amparada -en teoría- por el Decreto autonómico 75/2013, de 10 de mayo, por el que se aprueba el plan de recuperación de la especie

Los quirópteros también sufrirán los perjuicios del plan industrial teniendo en cuenta todos los proyectos que la empresa pretende desarrollar (Soesto, Monte Chan, Pena dos Mouros, Monte Agrelo y Muriño, Bustelo e Baralláns, Alto Torreiro), pues la zona cuenta con la presencia de un total de 9 especies y 8 géneros entre los que se encuentran el murciélago de cueva (Miniopterus schreibersii), el murciélago ratonero grande (Myotis myotis), el murciélago mediterráneo de herradura (Rhinolophus euryale) y el murciélago grande de herradura (Rhinolophus ferrumequinum), catalogados como “Vulnerable” a nivel estatal y autonómico y el murciélago pequeño de herradura (Rhinolophus hipposideros) catalogado como “Vulnerable” a nivel autonómico.

EL PROYECTO SUPONDRÁ UN «DAÑO IRREPARABLE» SOBRE EL ENTORNO DEL PAISAJE PROTEGIDO DE LOS PENEDOS DE PASARELA Y TRABA

Aparte del impacto sobre la biodiversidad y los múltiples riesgos que acarrea la instalación de un complejo eólico de estas características, subdividido en sucesivos proyectos enlazados entre sí por una misma infraestructura de evacuación, para Salvemos Cabana el entorno del paisaje protegido de los Penedos de Pasarela y Traba «se lleva la peor parte», todo en un enclave declarado como paisaje protegido por el Decreto autonómico 294/2008, de 11 de diciembre, que «quedará completamente rodeado de aerogeneradores de 200 metros de altura».

Espectacular paisaje del área costera afectada por los proyectos de EDP en el entorno de los Penedos de Pasarela y Traba / Salvemos Cabana

Para la entidad este hecho es «claramente incompatible con el Convenio Europeo del Paisaje» que insta a los Estados a «conservar y mantener los aspectos significativos o característicos de los mismos» y con la Ley 42/2007, del patrimonio natural y la biodiversidad, que reconoce que los paisajes protegidos tienen como objeto «la conservación de los valores singulares que los caracterizan» y «la preservación de la interacción armoniosa entre la naturaleza y la cultura» de las comarcas.

Por otra parte -apunta Salvemos Cabana- la situación que podría provocar este aluvión de parques eólicos entra en clara contradicción con los objetivos de la Ley 7/2008, de protección del paisaje de Galicia, que entiende que «el paisaje tiene una dimensión global de interés general» para la ciudadanía dado que «trasciende los campos ambientales, culturales, sociales y económicos».

HASTA EL 31 DE OCTUBRE PUEDEN PRESENTARSE ALEGACIONES

La documentación del proyecto do parque eólico Soesto puede consultarse en ir.gl/eolicosoesto y la asociación está preparando unas alegaciones públicas generales que estarán disponibles para su envío a la Administración a partir del próximo lunes 24 de octubre en ir.gl/alegasoesto. El plazo de entrega finaliza el próximo 31 de octubre.