Para Izquierda Unida, la nueva ley educativa diseñada por el PSOE es “insuficiente” porque se aleja de los estándares de un sistema público y lacio que esta formación viene defendiendo desde hace años.

Por eso, a través de su Área Federal de Educación, muestra su “especial satisfacción” por el contenido del medio centenar de enmiendas (54) registradas en el Congreso por Unidas Podemos de cara a la tramitación de la nueva Ley Educativa (LOMLOE).

Entre estas enmiendas complementan el centenar de modificaciones al proyecto de ley del Gobierno registradas por este mismo grupo confederal conjuntamente con el PSOE. Además, responden a “nuestra posición programática y a los compromisos adquiridos con la comunidad educativa para defender una educación pública, laica, democrática e inclusiva”, apunta IU.

Para el equipo responsable en materia de Educación de Izquierda Unida, que se ha implicado muy directamente en la elaboración de las enmiendas registradas, “se debe avanzar más para mejorar el texto de la LOMLOE que, sin duda, tiene aspectos positivos, empezando por la derogación de la nefasta LOMCE del PP”.

Entre las cuestiones “cruciales” en las que el proyecto de ley que se tramita en el Congreso puede ser mejorado de forma notable están “la reversión de la privatización educativa mediante una doble red financiada con fondos públicos. Lo que conlleva el reconocimiento y la permanencia tal cual de la enseñanza privada concertada, es decir, un negocio educativo mayoritariamente en manos de la jerarquía católica. Esto es una constatada vía de segregación escolar, cuando no de prácticas corruptas, como demuestra la ‘trama Púnica’.

El Área Federal de Educación de IU reprocha al PSOE el “nulo avance” en la laicidad del sistema educativo, en general, y de la escuela pública, en particular”. Esto es así “a pesar de los compromisos que los socialistas adquirieron en el propio Congreso a raíz de iniciativas planteadas por Unidas Podemos”.

Considera que con las enmiendas registradas por Unidas Podemos “somos coherentes con nuestros planteamientos programáticos y con nuestros compromisos con la comunidad educativa y las organizaciones que la representan para defender en la práctica una educación pública, laica, democrática e inclusiva, tal y como se aprobó en la Asamblea Político y Social (APyS) de IU del pasado fin de semana.

Destaca en el contenido de las siguientes enmiendas registradas el criterio de establecer el carácter subsidiario de los conciertos, es decir, las enseñanzas concertadas solo se mantendrán temporalmente cuando las necesidades de escolarización de una zona escolar de referencia no puedan ser atendidas por la red pública. Y limitar los conciertos, en su caso, a las enseñanzas obligatorias. Este aspecto ya se estableció en la LODE de 1985, ley en la que el PSOE reguló por primera vez los conciertos educativos.

Asimismo, solicitan que hasta que no se deroguen los acuerdos con la Iglesia católica y otras confesiones, se debe sacar la religión del horario lectivo. Esto es un compromiso del PSOE y, por supuesto, de Unidas Podemos, para respetar el derecho a la libertad de conciencia del alumnado e impedir el adoctrinamiento en el ámbito escolar. Es una anomalía y una vergüenza seguir manteniendo una legión de catequistas en el sistema educativo, pagados con fondos públicos, que acceden a sus puestos por la mera voluntad del obispado de turno.

También exigen la coeducación como principio educativo y de escolarización en todos los centros, etapas y aulas. No se podrá concertar ni mantener concierto si se separa al alumnado por razón de sexo o se discrimina por creencias, origen cultural, económico, social…