Juantxo López de Uralde
Portavoz de Transición Ecológica de Unidas Podemos


Las marchas por el clima del pasado 27S han supuesto un punto de inflexión irreversible en la lucha ecologista. La masiva participación en las movilizaciones no tiene precedentes en movilizaciones de defensa del medio ambiente, y debe marcar un nuevo rumbo en las políticas globales. Pasó el tiempo de la marginalidad: la emergencia ecológica debe abordarse de forma urgente, y con políticas transversales en todos los sectores.

En todo el mundo han sido millones las personas que han salido a la calle en esta jornada de huelga por el clima. La preocupación es genuina, y está basada en los datos científicos que avalan la rápida modificación del clima causada por la emisión de gases de efecto invernadero: nuestra dependencia de los combustibles fósiles nos pasa factura. Y puede salir muy cara si no cambiamos el rumbo de forma urgente.

En España asistimos unos días antes de esta movilización al debate en el Congreso de la iniciativa de Unidas Podemos reclamando la declaración de emergencia climática en España. Quizás por estar en época preelectoral el apoyo fue total: España reconoce, a través de sus representantes en el Congreso de forma abrumadora, que estamos en emergencia climática.

Según los datos de la Agencia Europea de Medio Ambiente, España es el país europeo en el que el aumento de las temperaturas golpea con más fuerza. Los impactos pueden corroborarse en los datos de AEMET sobre cambios tan drásticos como el aumento del verano en 5 semanas, o el calentamiento de nuestros oceános. El cambio climático ya no es cuestión de opinión; los datos son demasiado contundentes.

Sin embargo la respuesta política es desigual. Aunque todos quieran teñirse de verde, no es posible esconder que algunos no lo son tanto. Las declaraciones de Sánchez diciendo que le quita el sueño la posibilidad de que Unidas Podemos ostente el Ministerio de Transición Ecológica demuestran que tibias son sus intenciones. El PSOE no quiere molestar al oligopolio energético, y eso deja en papel mojado la mayor parte de sus propuestas. Hay que decirlo claro: sin cambiar el modelo energético no puede hacerse frente de verdad al cambio climático. Así que de cara al próximo 10N, no te quedes en la superficie de las propuestas: Si quieres combatir el cambio climático fíjate en lo que cada uno hemos hecho en estos años. 

Y mientras tanto que siga la lucha en la calle. Es imprescindible la movilización para garantizar que se adopta la senda correcta y que la emergencia climática empiece a ser prioridad política.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario