Lo que hace unos años parecía casi imposible, el abandono de industrias como el carbón, petróleo, gas, las arenas bituminosas y otros combustibles fósiles, hoy en día se ha convertido en una realidad que sigue teniendo avances alrededor de todo el mundo; un esfuerzo que particularmente están encabezando activistas y organizaciones no gubernamentales, pero que se enfrenta ante fuertes intereses políticos y económicos.

El consenso global contra el cambio climático avanza

Son múltiples los frentes de batalla y esfuerzos que se han venido realizando desde hace años en contra del cambio climático. Y a pesar de que desde su origen, se ha enfrentado al escepticismo, el consenso mundial parece avanzar cada vez más en un mismo sentido.

En un inicio fueron organizaciones como Greenpeace, Oxfam y demás agrupaciones ambientales y sociales, no obstante que los argumentos, basados en hallazgos científicos, han logrado contagiar también a instituciones políticas y financieras.

Por ejemplo, en Noruega, el Banco Central ha estado ejerciendo presión para que el gobierno de este país escandinavo, abandone de forma total inversiones en industrias de combustibles fósiles, al ser considerados como uno de los principales impulsores del cambio climático.

La presión de organizaciones ambientales, también ha permitido que en Francia, institutos bancarios como Natixis y Credit Agricole, anunciaran la eliminación de inversiones en proyectos relacionados con arenas bituminosas; mientras que en Suiza, las entidades Swiss RE y Zurich Insurance, anunciaron recientemente el retiro de todas sus inversiones que tenían en la industria del carbón.

 

La odisea de Greta Thunberg como símbolo de la lucha contra el cambio climático

Una de las aventuras que este último año ha causado gran impacto a nivel mundial, son las acciones de Greta Thunberg, una joven sueca de 16 años con Asperger, quien se ha vuelto uno de los emblemas más visibles de la lucha contra el cambio climático.

Greta, era una joven que solo era conocida en su comunidad de Suecia hace un año, no obstante que comenzó a ganar gran notoriedad, a partir que decidió abandonar la escuela y plantarse en protesta afuera del parlamento, quejándose de que a los adultos no les importaba su futuro, en alusión al desgaste propiciado por el cambio climático, y que hoy en día tiene bajo amenaza la estabilidad del planeta.

Poco después se convirtió en una de las principales promotoras de Fridays For Future, y hoy en día, es una de las activistas más reconocidas a nivel mundial contra el cambio climático, lo cual le ha permitido encontrarse con múltiples figuras influyentes, como la ex directora del FMI, Cristine Lagarde.

Hace unos días, también causó gran notoriedad, al completar una travesía espectacular cruzando el Oceáno Atlántico, a bordo de un velero libre de emisiones, en un intento de demostrar que es posible cruzar el mundo, sin necesidad de representar una carga más para el planeta.

El velero, equipado con páneles solares y demás tecnologías sustentables, aunque es libre de emisiones, no tiene las comodidades de un yate o crucero moderno. No tiene baño, y el camarote es solo una cama improvisada, no obstante que esto no detuvo a la activista, quien viajó en compañía de su padre, un experimentado navegante, un cineasta y un par de acompañantes.

Después de dos semanas de viaje en el mar, arribó el pasado 28 de agosto a Nueva York, donde fue recibida por una comitiva de las Naciones Unidas, así como un grupo de 17 veleros, los cuales representan también los objetivos de desarrollo sustentable que encabeza dicha entidad internacional.

Thunberg, pretende formar parte de la cumbre global contra el cambio climático, que iniciará el 23 de septiembre próximo en la Gran Manzana, aunque también tiene planes de recorrer varios países de Latinoamérica, buscando propagar el mensaje de consciencia acerca de lo que el cambio climático representa.

En este sentido, diversas organizaciones también impulsan un llamado, no solo a los gobiernos y empresas del mundo, sino también a los ciudadanos, a realizar pequeñas acciones que contribuyan a frenar el deterioro ambiental.

Por ejemplo, para ir a la escuela o al trabajo, hacerlo en bicicleta en vez de automóvil, puede generar también una reducción considerable, más aún si lo realizas al largo plazo; o si te gustan los juegos de azar, no es necesario viajar hasta las Vegas, solo juega en Casino777 desde tu casa, y así puedes también evitar quemar de forma innecesaria más combustibles fósiles.

 

La resistencia contra el cambio climático

A pesar de que gran parte del mundo, parece estar avanzando en la misma dirección, aún se registran múltiples resistencias a aceptar la responsabilidad que tienen ciertas industrias en cuanto al desgaste planetario y el cambio climático.

Otro de los casos más notorios de meses recientes, ha sido el del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien ha desacreditado los esfuerzos ambientalistas, calificándolos como meras suposiciones, que tienen detrás intereses políticos de sectores de izquierda.

Esto, no solo ha generado gran controversia, sino que incluso ha propiciado la destitución de funcionarios de su gobierno, cuando han llegado a publicar cifras que ilustren un posible deterioro ambiental en su país. Esta misión además ha generado gran polémica a nivel mundial, pues su país enfrenta una de las oleadas de incendios forestales, más graves de las últimas décadas.

Son ya varias semanas que los incendios han devastado gran parte de la Amazonia, lo que ha generado alarma en el mundo entero, por lo que este lugar representa para el planeta, no solo por su enorme riqueza en cuanto a biodiversidad, sino porque es también uno de los pulmones principales.

Es por eso que múltiples organizaciones no gubernamentales, están emprendiendo una cruzada contra el mandatario brasileño, quien también les ha declarado la guerra, afirmando que incluso podrían ser ellas, quienes están detrás de los enormes incendios que han desolado regiones enteras de la selva amazónica.

Por su parte los ambientalistas no desisten, y señalan intereses corporativos, particularmente ganaderos y mineros, detrás del mandatario brasileño, lo que ha generado también uno de los conflictos más intensos de meses recientes, entre gobierno y asociaciones civiles, en el marco de la lucha contra el cambio climático.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario