Redacción

La factura de la luz del usuario medio ha subido un 2 % con las tarifas de febrero. El recibo se sitúa así en 76,32 euros (con el 27,19% de impuestos indirectos incluidos), frente a los 74,81 euros de enero, según un análisis de FACUA.

A lo largo de 2017 la factura de la luz ya subió un 10,8%, FACUA denuncia la “pasividad del Gobierno ante la escalada tarifaria, que denota su escandalosa complicidad con las eléctricas para ayudarles a seguir engordando beneficios anuales milmillonarios a costa de mantener unos escandalosos índices de pobreza energética“.

La asociación critica que, además de no actuar “con contundencia para reducir unas tarifas que están entre las más elevadas de la UE“, el Ministerio de Energía de Álvaro Nadal decidió recortar el descuento que representa el bono social, además de “establecer limitaciones desproporcionadas para acceder a él“. La norma que lo regula “ha establecido bajísimos niveles de renta como condición para acceder al bono, aunque al tiempo plantea que cualquier familia numerosa, aunque tenga un elevado poder adquisitivo, podrá beneficiarse de él“, indica FACUA.

Durante este último año, el recibo del usuario medio se elevó a 75,59 euros mensuales (impuestos indirectos incluidos), frente a los 68,20 euros de 2016 (7,39 euros más). A nivel anual, el montante representa 907,08 euros, 88,63 euros por encima de los 818,45 que pagó el mismo perfil de consumidor un año atrás.

Las eléctricas aplicaron en 2017 un brutal incremento en las tarifas de la energía consumida, nada menos que del 16,0%. El precio del kWH ha pasado de los 13,28 céntimos (10,44 más impuestos indirectos y redondeando a dos decimales) que representó de media en 2016 a 15,41 céntimos (12,11 más ii) en el último año, según el informe de la asociación.

 

Deja un comentario