Varios de los miembros de La Manada de Pamplona (cuatro de los cinco) han conocido hoy la sentencia por el caso de la joven de Pozoblanco: un año y medio por abuso sexual y 16 meses más por un delito contra la intimidad por las imágenes que grabaron.

El juez ha considerado válidos los vídeos en los que se podía ver a Alfonso Jesús Cabezuelo, José Ángel Prenda, Antonio Manuel Guerrero y Jesús Escudero abusando de una mujer «en estado de inconsciencia» en el interior de un coche en marcha.

Estos delincuentes ya están condenados a 15 años de prisión por la violación grupal de una joven en Pamplona. Cuando fueron detenidos por aquel caso la policía foral analizó sus teléfonos y encontró un video en el que Prenda, el peluquero, el exmilitar y el exguardia civil viajaban en un coche junto a una joven inconsciente a la que según la sentencia “tocaban un pecho mientras se reían”.

Fue conocido como el ‘caso de Pozoblanco’ y el juicio se celebró en el mes de noviembre de 2019. A los cuatro miembros de La Manada les condena a 1 año y medio por abuso sexual y a un año y cuatro meses por un delito contra la intimidad por la grabación del video, salvo en el caso de ‘el Prenda’, cuya pena se eleva a 3 años por haber sido quien compartió el archivo con dos grupos de WhatsApp.

Asimismo, deberan, de forma conjunta y solidaria, indemnizar a la víctima con 13.000 euros. Las penas son la mitad de lo que solicitaba la fiscalía, lo que apunta a un más que probable recurso.