Los mayores son la franja de población civil más sensible en esta pandemia de Coronavirus y también los más olvidados ya que tras el fallecimiento de un número preocupante de residentes en Madrid es cuando el Gobierno ha decidido enviar a la Unidad de Emergencias (UME) para empezar a desinfectar. Una tarea que, en opinión de SATSE, debería de haberse hecho con antelación. 

SATSE Madrid lleva años insistiendo en la falta de personal en estas residencias, tanto públicas como privadas, sin que se haya dado respuesta a la misma, no solo ante la falta de enfermeras sino también de médicos, auxiliares de enfermería, cuidadores, etc. Esta situación histórica toma especial relevancia y gravedad ante la pandemia de Coronavirus que estamos sufriendo. 

Ahora, después de que los medios de comunicación se han hecho eco, algunos responsables políticos empiezan a ser conscientes de que la mayoría de las Residencias de Mayores, tanto públicas como privadas, carecen de los más esencial, que es personal sanitario para atender las necesidades de los mayores.

SATSE Madrid ha reclamado un Plan Especial de ayuda a estas residencias, que sean dotadas del personal imprescindible para evitar que se conviertan en foco de transmisión del Covid-19, que se dote al personal de las mínimas herramientas de prevención (EPIs) y que, en caso de necesidad, la gestión de las residencias privadas sea asumida por el Gobierno al igual que se ha hecho con la sanidad privada.

Por otro lado, desde SATSE Madrid se insiste en la necesidad de una mayor colaboración entre Sanidad Pública y Privada “especialmente en estos momentos donde comprobamos como el sistema sanitario público está al borde del colapso”. Se podría empezar, indican desde el Sindicato, por gestionar más correctamente las camas existentes (sin distinguir su titularidad) ya que hay hospitales privados con una alta capacidad tecnológica y humana para atender patologías que ahora no pueden ser tratadas en el Sermas. Además, sus enfermeras, tienen una alta capacitación.