Borrador automático

La nube de humo provocada por los incendios en Siberia, que perduran desde hace dos semanas, supera la superficie de la Unión Europea. Rusia lleva tiempo tratando de sofocar los incendios que azotan la región de Siberia, que han empeorado en las últimas semanas. Las expectativas son tan bajas que el Gobierno ruso teme que puedan estar activos hasta febrero.

El humo sigue expandiéndose y según estima Antti Lipponen, del Instituto Meteorológico de Finlandia, estima que el área afectada es más de 5 millones de kilómetros cuadrados, similar al área de la Unión Europea, que es de aproximadamente 4.5 millones de kilómetros cuadrados.

El mes pasado, Vladimir Putin movilizó al ejército para combatir los incendios y cuatro regiones siberianas declararon el estado de emergencia. Pero los incendios continúan activos e intensos. El científico de observación de la Tierra Josef Aschbacher dijo que solo en Siberia se han destruido 4,3 millones de hectáreas de bosque de taiga.

Los días previos al inicio de los fuegos, se alcanzaron no solo temperaturas altas para la zona sino también un bajo nivel de humedad del suelo, lo que significa una mayor dificultad para la extinción de los incendios.

Según Greenpeace, desde comienzos de año se han quemado más de 13.1 millones de hectáreas en todo el mundo, una cifra similar a un año de gases emitidos por los tubos de escape de 36 millones de automóviles.

Deja un comentario