La Asociación de Defensa Ambiental Salvemos Cabana urge a presentar alegaciones al anteproyecto de la «Ley de promoción de los beneficios sociales y económicos de los proyectos que utilizan los recursos naturales de Galicia» al considerar que esta norma puede suponer un asedio sin precedentes al territorio con una nueva oleada de parques eólicos y minas.

La nueva ley de la Xunta puede fomentar aún más el expolio energético en Galicia / Salvemos Cabana

El Gobierno del PP anuncia a bombo y platillo desde la Xunta una ley que demuestra que o bien sus impulsores desconocen la situación que a día de hoy están viviendo las comunidades afectadas en el territorio gallego por proyectos extractivos o bien pretenden imponer, con un cinismo sin límites, una planificación industrial en la que la realidad sobre el terreno para nada va a corresponderse con la declaración de intenciones de su articulado.

Así, el borrador del anteproyecto de ley habla de conceptos como «tecnología avanzada«, el «respetar estrictamente las cautelas ambientales» o una «adecuada valoración del impacto social y económico» mientras que comunidades perjudicadas por toda Galicia están viviendo justamente lo contrario con las empresas eólicas y mineras: tecnologías tercermundistas, deficiente o nulo control ambiental, injusticia continuada a nivel social y grave perjuicio económico.

PREOCUPACIÓN EN EL ÁMBITO EÓLICO

En el plano eólico preocupa de manera extraordinaria, sin embargo, lo que se contempla en el artículo 17 en relación con la declaración de proyectos de «especial interés público social y económico«, donde tal declaración «implicará la posible implantación» de los parques eólicos «fuera de las áreas incluidas en el Plan sectorial eólico de Galicia» siempre que se considere «ambientalmente viable» y se cumplan determinados requisitos.

Destacado del anteproyecto de Ley publicado por el Gobierno gallego

Si bien la norma no aclara la prevalencia en relación con la protección de la Red Natura, esto significa que en la práctica todo el territorio gallego es susceptible de ser invadido por aerogeneradores siempre que se cumplan determinadas condiciones, la principal de las cuales es el supuesto impacto económico, que puede facultar a la Administración autonómica a imponer proyectos por encima del legítimo interés de los pobladores del territorio.

Por otra parte, el texto ya advierte que estos efectos, que pueden convertir a toda Galicia en un pozo extractivo sin tasa, «se extenderán a todas aquellas infraestructuras asociadas» que a nivel energético o minero la Xunta entienda que acreditan «especiales beneficios sociales y económicos«, gozando entonces de tramitación de urgencia y reduciendo a la mitad «los plazos establecidos para el procedimiento ordinario«.

Frente a esto, solo cabe la protesta social y el ejercicio de la verdadera política en el Parlamento de Galicia, así como la actuación individual y colectiva presentando alegaciones al anteproyecto de Ley, cuyo plazo de entrega termina el día 6 de junio y es accesible desde ir.gl/formulariolrn.

Por su parte, la Asociación de Defensa Ambiental Salvemos Cabana ha puesto a disposición del público en ir.gl/alegalrn un modelo general de alegaciones a la norma susceptible de ser modificado y enriquecido con las aportaciones de la ciudadanía.