La Comisión de la Radiotelevisión valenciana y del Espacio Audiovisual ha ratificado, con los votos afirmativos de PSPV, Compromís y Podemos y la negativa del PP, a Empar Marco como Directora General de lo que será la futura televisión y radio públicas valencianas.

La que fuera delegada de TV3 en la C. Valenciana desde 2004 y formara parte de los inicios de la antigua Canal 9 como periodista, ha sido nombrada hoy como directora del nuevo ente audiovisual. Empar Marco tendrá que limpiar la imagen de un sector audiovisual valenciano en una crisis profunda tras el cierre unánime de RTVV por parte del PP, que justificó este acto para “no tener que cerrar colegios u hospitales”, tras la obligación por parte del Tribunal Supremo de la Comunidad Valenciana a readmitir cerca de mil trabajadores afectados por un ERE.

Plantillas de más de 1600 trabajadores para una televisión de ámbito autonómico, 1000 millones de deuda, una descomunal manipulación informativa, enchufes y abusos a trabajadoras, son las huellas que dejó el PP en RTVV. Tras esto, y con el firme compromiso por parte del Consell de abrir una nueva televisión pública, objetiva y sostenible, se empieza a dislumbrar la luz al final del túnel.

Resultado de imagen de empar marco corts

Empar Marco propone una plantilla de no más de 500 trabajadores que repercutirán un coste de 15 millones, además de una redacción única para todos los medios (TV, Web y radio). Ha enfatizado también en que su proyecto busca “no obsesionarse con la audiencia, sino con la calidad de los contenidos” y ha prometido luchar contra la telebasura, sustituyendo esta por contenidos realizados por productoras valencianas, dando importancia a nuestra lengua propia.

El PP valenciano ha tachado a Empar Marco de estar “al servicio del soberanismo catalán y defender la existencia de los Países Catalanes”. Además, la ha acusado de “ser de Compromís” y ha dudado de su idoneidad y objetividad para el puesto. Parece el PP haber olvidado una época en la que se silenciaba, informativamente, tragedias como el accidente de metro del 3 de Julio de 2006, que acabó con la vida de 43 personas e hirió a más de 47, y que no derivó en ninguna responsabilidad.

Valencia es el único territorio con lengua propia que no goza de de una televisión pública. Las cosas se hicieron mal, más bien el PP hizo las cosas mal en RTVV, pero no hemos por eso de privar a una comunidad autónoma de un servicio audiovisual que esté al servicio de la gente con una información veraz, objetiva y concreta, que no repita jamás los errores del pasado que causaron el fin de la TV.

Empar Marco tiene un reto. Quizás uno de los más duros que ha tenido nunca. Tendrá que soportar mentiras, difamaciones, injurias sin fundamento que vendrán siempre del bando de los que nunca permitirán un pueblo informado y culto, que se siente orgulloso de sus servicios públicos, de su cultura, de sus tradiciones, de su lengua que apenas gozaba de protagonismo durante las emisiones de Canal 9. Empar, sé valiente y ayúdanos a renacer, a nosotros los valencianos, de la confrontación que durante años el PP ha querido implantar en esta tierra.

Álvaro Gonzalvo

 

 

Deja un comentario