Borrador automático

A finales de mayo, más de 80.000 personas en Yemen han sufrido el impacto de lluvias copiosas e inundaciones. Entre los más afectadas se encuentran las comunidades desplazadas cuyos albergues temporales no han podido soportar las tormentas, habiendo quedado expuestos a las malas condiciones climáticas. La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) está distribuyendo artículos de asistencia de emergencia a quienes han logrado sobrevivir a las inundaciones, en especial a las familias desplazadas, en las gobernaciones más afectadas: Adén, Abyan, Hajjah, Ibb y Taizz.

La mayor crisis humanitaria de todo el mundo tuvo su origen en graves desastres naturales. Cada año, las personas en Yemen deben soportar la inclemencia del clima extremo, con inundaciones y ciclones. Más de 1.100.000 de los 3.65 millones de personas desplazadas en ese país, se encuentran viviendo en cinco gobernaciones, las cuales han experimentado las peores lluvias de este año.

Como respuesta inicial en las cinco gobernaciones, la OIM está distribuyendo kits para albergues de emergencia, los cuales incluyen madera, láminas de plástico, sogas y herramientas, a casi 30.000 personas cuyos albergues temporarios han sido dañados o destruidos. La OIM también está distribuyendo frazadas, colchones, baldes, sets de cocina y bolsas de dormir para ayudar a que estas familias puedan establecerse en los albergues. La gran mayoría de quienes reciben albergues de emergencia y kits familiares viven en sitios de desplazamiento debido a los conflictos.

Hace ocho meses el conflicto forzó a Abdullah Al-Jumai, de 36 años y padre de seis niños, a dejar su casa en Haradh e irse a Shafer en la Gobernación de Hajjah. Él y su familia se vieron desplazados nuevamente de la localidad de Shafer debido a una fuerte lluvia que cayó hace algunas semanas. Abdullah describió la situación como una verdadera tragedia y dijo que: “Debíamos dormir bajo los árboles mientras la lluvia caía”. Afirmó también que lo único que la familia estaba esperando era poder recibir un albergue adecuado. La OIM comenzó con la distribución de asistencia a los sobrevivientes de las inundaciones en Hajjah el domingo 23 de junio.

Una mujer llamada Namja Isaa, de 60 años, que se encontraba en un centro de distribución de la OIM en Hajjah, relató cómo su familia el año anterior, desplazada hacia Shafer, tuvo que vivir en un albergue hecho de láminas plásticas y pasto. “En Yemen las llamamos Aushash [chozas] pero las mismas no pudieron soportar las copiosas lluvias y nuevamente nos encontramos sin un lugar para guarecernos,” dijo Namja.

Las gobernaciones de Adén y Abyan también experimentaron algunas de las precipitaciones más abundantes de los últimos años. Los albergues de las personas desplazadas fueron destruidos y las inundaciones hicieron que las pocas pertenencias que las familias tenían sufrieran graves daños.

La OIM seguirá apoyando a las familias afectadas por las inundaciones y tal asistencia irá mucho más allá de la actual distribución de albergues de emergencia y kits familiares, sobre la base de las necesidades de las comunidades afectadas por las inundaciones evaluadas por el Grupo de Albergues y Artículos No Alimentarios (S-NFI).

La OIM también está brindado su apoyo al Sistema Común de Provisión de Artículos No Alimentarios en sociedad con el Grupo, para pre posicionar los albergues de emergencia y los kits familiares que permitirán que los socios del grupo brinden su apoyo a las 5.780 familias afectadas por las inundaciones en todo Yemen.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario