Con el inicio de la temporada alta de huracanes a principios del mes de septiembre, la OIM en Haití se encuentra intensificando su capacidad para afrontar emergencias gracias a fondos adicionales que ha recibido de la Dirección General de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea (ECHO por su sigla en inglés).

Esos nuevos fondos que han sido aportados por ECHO le permitirán a la OIM tener listos artículos de cocina y de higiene para ser distribuidos entre 2.500 familias vulnerables como así también materiales para reparación de hogares. El stock disponible será de 12.500 kits, que se agregarán a los artículos de asistencia que previamente fueron donados por la Oficina de los Estados Unidos para Desastres en el Extranjero (OFDA por su sigla en inglés).

Para la altamente vulnerable nación de Haití, que comparte la isla La Española con la República Dominicana, estar preparada para los huracanes sigue siendo más importante que nunca. Solamente bastaría una gran tormenta para diezmar a la isla por meses, a veces causando daños irreparables como ya se ha visto al sector de la agricultura tras el paso del Huracán Matthew en 2016.

“Gracias a estos nuevos subsidios aportados por ECHO la OIM tendrá la posibilidad de anticiparse y depositar stocks adicionales de artículos no alimentarios (NFI por su sigla en inglés) en Puerto Príncipe y en regiones aledañas. La OIM tiene una vasta experiencia en proveer respuesta de emergencia en Haití; “Estamos preparados”, ha dicho Bernard Lami, quien se desempeña como Jefe de Operaciones de la OIM Haití.

Con fondos que han sido provistos por la Unión Europea, la OIM también procederá a renovar las capacidades para afrontar emergencias del Directorio de Protección Civil (DPC por su  sigla en inglés) en lo relacionado con la gestión del mantenimiento de depósitos y también en lo relativo a la preparación para emergencias y para brindar respuestas, apuntalando la habilidad del DPC en cuanto a proveer apoyo de emergencia a sus socios en la zona del Caribe después de cada tormenta.

“Esta semana, mientras numerosas tormentas ingresaban a la cuenca del Caribe, nos preparamos para lo peor mientras esperábamos el mejor escenario posible,” ha dicho Giuseppe Loprete, Jefe de Misión de la OIM Haití.

“Gracias a nuestra sólida sociedad con las autoridades de Haití, la OIM y ECHO están listas para proceder a distribuir artículos no alimentarios a lo largo y a lo ancho de todo el país y también en países vecinos del Caribe que podrán así recibir una respuesta inmediata,” agregó.

Para fortalecer adicionalmente la capacidad del gobierno en materia de preparación, el equipo de la OIM participó también de un ejercicio SIMEX que tuvo lugar el 2 y 3 de agosto de 2018 y que simuló el paso de una tormenta de Categoría 4 denominada Huracán Peter. Este año, el ejercicio SIMEX se replicó a lo largo de siete lugares en todo Haití.

Como parte de la preparación para la temporada alta de huracanes, el Gobierno de Haití y las agencias del sistema de Naciones Unidas aplicarán las lecciones aprendidas con el ejercicio SIMEX y proseguirán estando en alerta máxima hasta que la mencionada temporada termine el 30 de noviembre de 2018.

Deja un comentario