El conflicto en Yemen – que se propagó desde marzo de 2015 y que recientemente se intensificó debido a enfrentamientos en y en las cercanías de Al-Hudaydah durante el fin de semana – ha alterado las vidas de millones de yemenitas. Casi el 10% de la población, es decir unos 2.3 millones de personas, se han visto desplazadas hasta el mes de junio, de acuerdo con datos de la Matriz de Seguimiento de Desplazados de la OIM.

La devastación de la infraestructura esencial ha exacerbado las luchas que la población yemenita debe enfrentar para poder encontrar formas de subsistir y abastecer a sus familias. A raíz de ello, aproximadamente 22 millones de yemenitas necesitan recibir asistencia humanitaria y casi 18 millones padecen inseguridad alimentaria, de acuerdo con datos de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios.

El extendido conflicto y el subsiguiente desplazamiento han también puesto un alto a la educación de casi dos millones de niños y niñas, que de acuerdo con estimaciones del Ministerio de Educación y de UNICEF, no están concurriendo a la escuela. Reconociendo el hecho de que los niños y niñas deben contar con un lugar seguro para poder jugar, la OIM ha establecido 31 Espacios Amigables para la Niñez en Yemen.

Los espacios seguros de la OIM permiten que los niños y niñas tengan un respiro de los conflictos – un lugar donde jugar, aprender y recuperar el sentido de la normalidad. Los niños y niñas participan en una variedad de actividades que incluyen juegos, trabajo artístico, teatro de títeres, y cuentos. Más de 180.000 niñas y 230.000 niños se han beneficiado con tales servicios en diversos centros que actualmente están operando en Adén y en Sana’a.

Desde el mes de marzo de 2016, la OIM ha brindado apoyo psicosocial de base comunitaria a casi 400.000 niños que utilizan los mencionados espacios. Más de la mitad de esos niños y niñas han sido desplazados de sus hogares y viven en sitios informales en todo el país.

De acuerdo con Anwar Al- Shami de la OIM Yemen, “Desde que la guerra estalló en Yemen, nuestros equipos han aprendido a partir de varios incidentes relacionados con el suicidio de niños, explotación sexual y laboral, separación familiar y reclutamiento. Estamos esforzándonos por brindar un lugar seguro en donde los niños y niñas y sus familias reciban apoyo”.

Desde 2016, los psicólogos de la OIM han atendido más de 100.000 consultas psicosociales de niños y sus cuidadores, especialmente relacionadas con el síndrome de fatiga crónica. La OIM también cuenta con Programas de Salud Mental y Psicosocial (MHPSS por su sigla en inglés) en 61 centros de salud en todo el país.

Los mencionados programas (MHPSS) son parte de la respuesta humanitaria integrada de sectores múltiples de la OIM en Yemen.  La OIM también provee albergue, servicios de cuidados de la salud, agua y sanidad, seguimiento del desplazamiento y apoyo a nivel de los sitios para las comunidades yemenitas desplazadas y vulnerables.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario