Este lunes, el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, denunció que el Ejército de Israel ha emitido una orden para retirar, en un plazo de 24 horas, los suministros de su almacén médico ubicado al sur de la Franja de Gaza.

«Hoy la OMS ha recibido una notificación de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) de que deberíamos retirar nuestros suministros de nuestro almacén médico en el sur de Gaza en un plazo de 24 horas, ya que las operaciones terrestres lo dejarán fuera de uso», ha explicado a través de su perfil en la red social X.

Tedros ha instado a las autoridades israelíes a revocar la orden y a tomar medidas efectivas para salvaguardar la vida de civiles, así como la infraestructura civil, incluyendo hospitales y centros humanitarios.

La OMS alerta que Israel ha emitido una orden para que retire urgentemente sus suministros médicos de su almacén del sur de Gaza
La OMS alerta que Israel ha emitido una orden para que retire urgentemente sus suministros médicos de su almacén del sur de Gaza

La OMS ha pedido proteger el sistema de salud contra posibles ataques y la reducción de su capacidad operativa. Además, ha alertado sobre la inseguridad en Gaza, subrayando que la región no puede permitirse perder otro hospital, ya que las necesidades sanitarias continúan aumentando.

Con cerca de 1,9 millones de personas desplazadas en la Franja, casi el 80% de su población, la situación se torna cada vez más crítica. En menos de dos meses, el número de hospitales en funcionamiento ha disminuido de 36 a 18, de los cuales solo tres brindan servicios básicos.

Los centros médicos restantes solo pueden ofrecer servicios parciales debido a la sobrecarga y la falta de recursos, lo que ha llevado a la atención de pacientes en el suelo y una escasez de personal médico.

En el Complejo Médico Naser en Jan Yunis, la OMS describió la situación como «catastrófica», con el edificio abarrotado de pacientes y desplazados en busca de refugio. La falta de personal sanitario y su agotamiento debido a la sobrecarga de trabajo ha empeorado la situación.

A pesar de que los sistemas de vigilancia de enfermedades están limitados, la OMS ha observado un aumento de enfermedades infecciosas, como enfermedades respiratorias, sarna, ictericia y diarrea.

El conflicto reciente ha sido desencadenado por una incursión del Ejército israelí en el sur de la Franja, alegando que Hamás violó un alto el fuego temporal. Este episodio se suma a la violencia prolongada desde octubre, que ha cobrado la vida de miles de palestinos tanto en la Franja de Gaza como en Cisjordania y Jerusalén Este, planteando una crisis humanitaria sin precedentes en la región.

DEJA UNA RESPUESTA