Borrador automático

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado este miércoles que el brote epidémico de ébola en la República Democrática del Congo (RDC) se ha convertido en una emergencia sanitaria de alcance internacional.

La decisión ha sido tomada por recomendación del Comité de Emergencia de la OMS y ha seguido al primer caso confirmado de ébola en la ciudad de Goma, capital de la provincia de Kivu Norte, localizada a 350 kilómetros de lo que hasta ahora es el epicentro de este brote y a escasos 20 kilómetros de la frontera con Ruanda.

La OMS no recomienda ninguna restricción de viajes o comercio con la RDC porque en lugar de ayudar a la contención del virus, esto tendría un terrible impacto en la economía del país y sería contraproducente.

Es hora de que el mundo tome nota y redoble los esfuerzos. Necesitamos trabajar juntos en solidaridad para poner fin a este brote y construir un mejor sistema de salud. Se ha realizado un trabajo extraordinario durante casi un año en las circunstancias más difíciles”, aseguró Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

Se trató de la cuarta reunión del Comité de Emergencia desde que se declaró el brote el 1 de agosto de 2018. Los expertos expresaron su decepción por los retrasos en la financiación que han limitado la respuesta.

El Comité recalcó la necesidad de proteger los medios de vida de las personas más afectadas por el brote manteniendo abiertas las rutas de transporte y las fronteras. “Es esencial evitar las consecuencias económicas punitivas de los viajes y las restricciones comerciales en las comunidades afectadas”, dijeron los expertos.

La epidemia ha sido clasificada como una emergencia de nivel 3, la más grave en la escala de la OMS, por lo que la Organización ha convocado su mayor nivel de movilización. La ONU también ha reconocido la gravedad de la emergencia al activar el sistema humanitario para apoyar la respuesta.

Se trata de madres, padres e hijos, con demasiada frecuencia las familias vulnerables son afectadas. En el corazón de esto están las comunidades y las tragedias individuales. La declaración no debe utilizarse para estigmatizar o penalizar a las personas que más necesitan nuestra ayuda«, dijo el Dr. Tedros.

Deja un comentario