La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la vacunación ante la temporada de gripe a la vuelta de la esquina en el hemisferio boreal y ha lanzado una campaña en la que informa sobre el padecimiento, aborda los mitos sobre la vacuna y da recomendaciones para afrontar la enfermedad.

 

La gripe no necesariamente es un mal grave para la mayoría de la gente; sin embargo, cada año provoca la muerte de hasta 650.000 personas.

Los síntomas típicos son dolor de cabeza, tos, dolor muscular y mucosidad constante pero se trata de una enfermedad que, de no tratarse adecuadamente, puede tener consecuencias fatales, además de tornarse en una pandemia.

Virus mutante

El virus de la gripe muta constantemente, dificultando la respuesta del sistema inmunológico y facilitando el contagio del padecimiento.

Hace un siglo, por ejemplo, una pandemia conocida como “gripe española” infectó a un tercio de la población mundial y cuando se le controló, dos años más tarde, se había cobrado la vida de más de 50 millones de personas, o el 10% de quienes habían contraído el virus, casi triplicando el número de muertes registradas en la Primera Guerra Mundial.

El material elaborado en inglés por la Organización Mundial de la Salud destaca la importancia de la vacuna contra la gripe, sobre todo entre los niños pequeños, los ancianos, las mujeres embarazadas y las personas con sistemas inmunológicos vulnerables. A diferencia de las inmunizaciones para prevenir otras enfermedades, la vacuna debe aplicarse anualmente dada la constante mutación del virus que la causa.

Certidumbre de pandemia

Según la doctora Wenging Zhang, responsable del Programa Global contra la Influenza (gripe) de la OMS, existe la certeza de una nueva pandemia de gripe, aunque se ignora cuándo ocurrirá, qué cepa del virus la originará y qué tan grave será.

Esta incertidumbre hace necesario que tanto las autoridades de salud de cada país como las personas estén preparadas para responder rápidamente a la emergencia.

En 2004 surgió una nueva cepa agresiva del virus de la gripe que llevó a los 194 Estados miembros de la OMS a elaborar el Marco de Trabajo sobre la Preparación para una Epidemia de Influenza, un documento adoptado en 2011 que ayuda a los países necesitados a acceder a las vacunas, los antivirales y los sistemas de diagnóstico en caso de pandemia.

En su paquete informativo, la OMS también analiza las lecciones aprendidas de las diversas pandemias de gripe sucedidas en los últimos cien años.

Deja un comentario