La misión de las Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS) celebró la sentencia de un tribunal militar que encuentra culpables a 10 soldados sursudaneses de cometer actos violentos contra civiles en el Hotel Terrain de Juba, la capital del país, el año 2016.

Los sucesos se remontan al 11 de julio de 2016, en el marco de la guerra civil en el país africano, cuando un grupo de hombres armados asaltó el establecimiento, violó a varias trabajadoras humanitarias extranjeras y asesinó a un periodista.

El comunicado, emitido este jueves por la UNMISS, destaca que se ha hecho justicia a las supervivientes del ataque y a la familia del reportero fallecido.

Según el veredicto, los soldados han sido sentenciados a largas penas de prisión bajo los cargos de asesinato, violación y otros delitos. El tribunal también ordenó al Gobierno a indemnizar a las víctimas por daños y perjuicios.

Pese a ello, y según las pruebas presentadas durante el juicio, persisten las dudas sobre si la rendición de cuentas por estos crímenes alcanzó un nivel suficientemente alto en la cadena de mando.

La UNMISS considera que la sentencia no elimina el dolor de las víctimas, pero destaca la importancia de responsabilizar públicamente a los culpables y que “envía un poderoso mensaje a otros posibles delincuentes, miembros de las fuerzas armadas incluidos, de que serán procesados y castigados por sus actos violentos”.

Deja un comentario