Las sanciones estadounidenses contra Venezuela, Cuba e Irán violan los derechos humanos. Así lo ha advertido en un comunicado el relator de Naciones Unidas sobre el impacto de las sanciones unilaterales en los Derechos Humanos, Idriss Jazairy.

«Un experto independiente nombrado por el Consejo de Derechos Humanos ha expresado su profunda preocupación por la reciente imposición de medidas coercitivas unilaterales a Cuba, Venezuela e Irán por parte de EEUU, diciendo que el uso de sanciones económicas con fines políticos viola los derechos humanos y las normas de comportamiento internacional«, dice el comunicado.

Sobre Cuba, Jazairy se ha referido a la Ley Helms-Burton, que permite a los ciudadanos estadounidenses demandar a las entidades cubanas y extranjeras por propiedades expropiadas y utilizadas después de la Revolución Cubana de 1959. Esta ley «ignora las protestas de la Unión Europea y Canadá y atacó directamente a las compañías con inversiones en Cuba«.

Las sanciones a Venezuela son una cruel herramienta que comenzó a implementar Estados Unidos hace más de una década contra ciertos individuos y empresas, se ha convertido poco a poco en un poderoso instrumento para sofocar al Gobierno y la economía venezolana. Jazairy ha destacado que desde el 17 de abril el Banco Central de Venezuela tiene prohibido realizar transacciones en dólares, lo que impide el acceso a las remesas personales y tarjetas de crédito de Estados Unidos. «Es difícil imaginar cómo, de acuerdo con el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, estas medidas pueden buscar ‘ayudar al pueblo venezolano’ si destruirán la economía y no permitirán que los venezolanos envíen dinero a su país«, ha explicado Jazairy.

En cuanto a Irán, Jazairy ha mencionado las «sanciones unilaterales extraterritoriales» que «contravienen claramente las leyes internacionales«. «Es muy preocupante que un Estado use su poder para dañar no sólo al pueblo iraní, cuyo gobierno ha cumplido con las obligaciones del acuerdo sobre su programa nuclear, sino también a todo al que comercie con Irán«, ha remachado.

Trump amenaza con sanciones a Cuba si no cesa presunto apoyo militar a Maduro

«Los códigos de conducta de las relaciones internacionales nunca han aceptado los cambios de gobierno mediante medidas económicas que provocan la negación de los derechos humanos y pueden llegar a causar hambre en la población«, ha afirmado Jazairy este lunes.

«Las preocupaciones reales y las diferencias políticas entre gobiernos nunca deben resolverse induciendo desastres económicos y humanitarios, convirtiendo a la población en rehén de la situación«, ha denunciado, instando a la comunidad internacional a entablar un diálogo constructivo con Venezuela, Cuba, Irán y EEUU «para encontrar una solución pacífica de acuerdo con el espíritu y la letra de la Carta de la ONU antes de que el uso arbitrario de sanciones se convierta en una nueva norma».