Los expertos de la ONU aplauden la decisión contra la multinacional química por no haber advertido de los efectos cancerígenos de un herbicida. Dos relatores especiales de las Naciones Unidas, Hilal Elver y Dainius Pūras, celebraron este miércoles el fallo de un tribunal de California que obliga a la empresa Monsanto a indemnizar con 289 millones de dólares a un jardinero estadounidense que padece cáncer terminal.

El pasado 10 de agosto la Corte Suprema de California declaró a la multinacional Monsanto como responsable del cáncer que padece el jardinero Dewayne Johnson, ya que la empresa no colocó una etiqueta en sus herbicidas advirtiendo que su uso continuado podría causar cáncer.

La sentencia se basa en los resultados de unestudio del año 2015 de la Organización Mundial de la Salud. La OMS consideró al glisofato, un componente esencial del herbicida Roundup que usó Johnson, como “probablemente cancerígeno para los seres humanos”.

El fallo reconoce las posibles correlaciones entre el cáncer y los herbicidas de Monsanto que contienen glisofato, entre ellos el RoundUp, y la negligencia de la empresa de no informar a los usuarios sobre los riesgos de cáncer”, indican los expertos.

Los relatores especiales consideraron la resolución como “un importante logro para los derechos humanos de las víctimas y el reconocimiento de las responsabilidades de las empresas químicas”.

La resolución también indicó la existencia de documentos internos de Monsanto, los llamados “Monsanto Papers”, destapados por el medio Le Monde, que demostraban que la empresa conocía los efectos cancerígenos del herbicida en las personas.

Los expertos lamentaron que la sentencia llega demasiado tarde para Johnson y destacaron que ninguna indemnización puede compensar por su vida. Añadieron que la sentencia es importante pero no definitiva y que Monsanto presentará un recurso apelación.

Deja un comentario