António Guterres, Secretario General de la ONU, advirtió de las consecuencias negativas que la inteligencia artificial puede comportar en el campo militar.

Como Secretario General de las Naciones Unidas mi preocupación es asegurarme que la ONU es capaz de apoyar las tecnologías de vanguardia para aprovechar al máximo su impacto positivo, tanto en las personas como en el planeta, y, a su vez, limitar su uso incorrecto”, dijo António Guterres en la jornada inaugural del Web Summit, una prestigiosa conferencia sobre tecnología que se celebra esta semana en Lisboa.

Guterres destacó la importancia de la tecnología, ya que ayudan a curar enfermedades, sirven para luchar contra el hambre e impulsar el crecimiento económico y el desarrollo alrededor del mundo, y nos permiten ser más efectivos para abordar los problemas a los que se enfrenta el mundo.

El Secretario General de la ONU advirtió que la “militarización de la inteligencia artificial representa un grave peligro”. Dar la posibilidad de seleccionar objetivos a las máquinas creará enormes dificultades ya que “hará muy difícil evitar la escalada de conflictos y garantizar el respeto del derecho internacional humanitario en los campos de batalla”.

Las máquinas que tienen el poder y la discreción de quitar vidas humanas son políticamente inaceptables, son moralmente repugnantes y deben ser prohibidas por el derecho internacional”, enfatizó.

Según Guterres, la inteligencia artificial ayuda en tareas positivas “como el diagnóstico médico o de vigilancia”, pero señaló su preocupación sobre una faceta en la que las máquinas pueden sustituir a los hombres: las armas que tendrán la posibilidad de matar por sí mismas.

Deja un comentario