La Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) en los territorios palestinos urgió este martes a Israel a permitir la entrada de combustible en la Franja de Gaza.

40 de las 132 instalaciones de agua y saneamiento solo tienen reservas para los próximos dos días y son necesarios al menos 60.000 litros de combustible de emergencia para garantizar el funcionamiento de 46 instalaciones críticas en los próximos cuatro días.

Las autoridades israelíes suspendieron a principios de mes la entrada de combustible y gas a través del cruce comercial de Kerem Shalom, como parte de las restricciones impuestas desde julio.

Restringir la entrada de combustible de emergencia a Gaza es una práctica peligrosa, con graves consecuencias para los derechos de las personas“, declaró el coordinador humanitario de OCHA, Jamie McGoldrick.

El bienestar de dos millones de personas, la mitad de los cuales son niños, está en juego. Es inaceptable que los palestinos en Gaza se vean privados en repetidas ocasiones de los elementos más básicos de una vida digna“, reclamó.

Deja un comentario