El principal partido de la oposición de Nigeria suspendió hoy temporalmente su campaña para las elecciones del próximo 16 de febrero en protesta por la decisión del presidente Muhammadu Buhari de expulsar al presidente del Tribunal Supremo a solo unas semanas de los comicios.

Buhari, que busca su reelección para un segundo mandato, decidió este viernes suspender de sus funciones al alto magistrado Walter Onnoghen a la espera de una sentencia de un caso judicial pendiente porque el presidente del Supremo no declaró el dinero que tiene en cuentas extranjeras, como lo requiere la ley.

Además, nombró en su lugar a Ibrahim Mohammed como presidente interino.

El opositor Partido Democrático Popular (PDP), cuyo candidato, el ex vice presidente Atiku Abubakar, es el principal de Buhari en las elecciones, describió este movimiento como un ataque a la democracia y la Constitución de Nigeria.

Así que anunció hoy en un comunicado que suspende los actos de campaña durante tres días porque considera que las elecciones se han vuelto “innecesarias” ante tal acto.

La intervención de Buhari en la destitución del magistrado ha creado una respuesta ambigua en la sociedad.

La oposición cree que no debería haber intervenido hasta que la Justicia se hubiera pronunciado, mientras que sus militantes consideran que ha sido un movimiento en contra de la corrupción.

El Tribunal de Código de Conducta llamó a declarar al magistrado a principios de mes para investigar la no declaración de fondos descubierta en sus cuentas, debido a una denuncia de una organización de la sociedad civil.

Esta maniobra se produce apenas tres semanas antes de las elecciones en las que el Tribunal Supremo tiene un papel clave al nombrar a jueces que pueden intervenir en caso de disputas entre los candidatos y en la decisión del voto presidencial en si mismo, en caso de apelaciones.

Onnoghen provenía del sureste del país, la región donde el presidente prevé considerar la menor proporción de sus votos, mientras que el nuevo presidente interino procede del bastión de Buhari en el norte.

Deja un comentario