Este martes un Tribunal de Nueva York ha declarado como culpable por evasión fiscal a la organización de Trump por pagar a ejecutivos «por debajo de la mesa».

En esta estratagema dicha organización daba a altos ejecutivos compensaciones de forma que pudieran rebajar su parte sujeta a impuestos.

En concreto se han declarado culpables a dos compañías, Trump Corporation y Trump Payroll Corporation.

El jurado ha aceptado los 17 cargos presentados por la Fiscalía de Manhattan, que acusaba a las empresas de operar durante más de 15 años en una trama de evasión fiscal.

La investigación se ha basado en los argumentos de uno de los testigos, Allen Weisselberg, quien durante años fue director financiero de la Organización Trump.

Este, después de pactar con la Fiscalía una rebaja de la condena a cambio de declararse culpable, accedió a subir al estrado y ser uno de los testigos del caso.

Desde la Organización Trump hizo público un comunicado en el que cargaba contra el fallo del jurado: «El señor Weisselberg testificó bajo juramento que ´traicionó´ la confianza que la compañía puso en él (…) La idea de que una compañía pueda ser tenida por responsable de las acciones de sus empleados para beneficiarse a sí mismos en sus desgravaciones fiscales es sencillamente absurda».

DEJA UNA RESPUESTA