La OTAN no tiene intención de desplegar nuevos misiles en Europa pese al desarrollo de este armamento por parte de Rusia, en el caso de que fracase el tratado para la eliminación de armas nucleares de medio y corto alcance (INF), aseguró hoy su secretario general, Jens Stoltenberg.

Stoltenberg urgió una vez más a Moscú a volver a cumplir con ese tratado, que Estados Unidos ha anunciado que abandonará en seis meses, pero afirmó que, al mismo tiempo, la Alianza se prepara para “un mundo sin el INF”.

“No tenemos intención de desplegar nuevos misiles en Europa”, indicó, y confirmó que los ministros aliados de Defensa abordarán en su reunión del miércoles y jueves en Bruselas “qué pasos debemos dar” para adaptarse al incumplimiento ruso del INF.

Deja un comentario